Hallan hispana que raptó a su hijo

La mujer se llevó a la criatura cuando realizaba una visita supervisada en ACS

NUEVA YORK — El niño secuestrado por su propia madre durante una visita supervisada en la Agencia de Servicios de los Niños (ACS), fue localizado por la policía y se encuentra en buen estado, según informaron ayer las autoridades.

Mario Danner Jr., de siete meses, fue raptado por su madre Marina López, de 25 años, cuando le visitaba en el 2090 de la Séptima Avenida en Manhattan.

Como medida de precaución, el niño fue llevado al hospital para un chequeo general y la madre estaba siendo interrogada por la policía sin que al cierre de esta edición se la hubiera presentado cargos. De acuerdo a la información facilitada por la policía al emitir la alerta Amber, la mujer es bipolar.

La ACS —tras ser interrogada sobre qué había fallado en la visita supervisada en la que la mujer pudo llevarse a su hijo— emitió el siguiente comunicado: “Estamos agradecidos al Departamento de Policía por recobrar al niño sano y salvo. Ellos, junto con la ACS y el personal de la agencia de cuidado de crianza, trabajaron incansablemente para asegurarse que el niño no sufriera daño alguno. Estamos trabajando con la Agencia de Crianza para determinar cómo es que esto pasó y qué protocolos hay que reforzar para asegurar que las visitas sean seguras”.

El objeto de las visitas supervisadas es proteger y asegurar el bienestar de los niños y no es el primer caso en que falla la supervisión de la ACS o sus agencias.

Los padres sin derecho de custodia de los hijos pueden visitarlos en presencia de una tercera persona responsable de observar y proteger a los niños. Se trata con esas visitas de que los niños no pierdan el contacto con el progenitor que está ausente en su vida, manteniéndoles relacionados fuera del conflictivo medio familiar.