Eddie “Piolín” Sotelo sale por la puerta de atrás

El programa del locutor que fue cancelado salía al aire de lunes a viernes desde el 2003 y se transmitía en 50 estaciones de radio alrededor del país.

Guía de Regalos

Eddie “Piolín” Sotelo sale por la puerta de atrás
De acuerdo con varias fuentes, el contrato de $6 millones anuales del locutor jalisciense, concluía en noviembre de este año.
Foto: AP / Archivo

A Eddie “Piolín” Sotelo no le dieron tiempo para despedirse de su audiencia.

De acuerdo con varios testigos, el lunes apenas terminó el programa Piolín por la Mañana, que se transmitía diariamente por la KSCA (101.9 FM), varios guardias de seguridad del edificio de la estación radial escoltaron al locutor hasta la puerta.

Al resto del personal se le informó que el programa se había cancelado y que todos quedaban fuera.

Univision Radio, por su parte, no ha querido elaborar sobre lo ocurrido. “En este momento, solo estamos confirmando que el show fue cancelado… efectivo hoy”, dijo el martes Mónica Talán, vocera de Univision, vía telefónica a La Opinión.

Varias fuentes de información, algunas que pidieron quedar en el anonimato, coinciden en que son varias las razones que pudieron generar que Univision tomara la decisión de cancelar uno de los programas con más éxito en el país, de las estaciones radiales en español e incluso en inglés.

Rodrigo Ochoa, quien tiene amplia experiencia en el mercado radial y fue mánager de Sotelo en los años en que el locutor gozaba de gran fama, comentó que lo más probable era que la cancelación del programa se debiera a los bajos ratings que habían registrado en los últimos cinco años.

“Entiendo perfectamente la dinámica del mercado y eso ocurre cuando un programa ha bajado su popularidad”, dijo Ochoa. “Pero esos bajos ratings se dieron en base a que fue perdiendo al equipo que lo llevó a los lugares de popularidad que en un momento ocupó”.

Los niveles de sintonía de Arbitron de junio, colocaron al show de Sotelo en la octava posición, por encima de KLVE 107.5 FM, con El Show de Omar y Argelia que están en el décimo lugar, pero muy por debajo de El Vacilón del Mandril de KLAX 97.9 FM, que ocupó el primer lugar; un puesto que por varios años tuvo Sotelo.

El primero en desbancarlo fue el programa de Don Cheto en 2008 y los cuatro años siguientes el locutor local, Bill Handel y la primera hora del show nacional de Rush Limbaugh.

Pero esos últimos cuatro años fueron justo cuando Arbitron comenzó a utilizar un nuevo sistema de medición, el PPM, que afectó a las estaciones radiales de minorías y benefició al mercado en inglés.

Sin embargo la caída del Piolín por la Mañana ya había comenzado.

“Eso ocurre cuando una persona piensa que es el cerebro detrás del éxito… y el tiempo se encarga de demostrar que estabas equivocado”, comentó Ochoa.

Al reconocido locutor angelino Renán Almendárez Coello, “El Cucuy”, dijo no le sorprendió la abrupta decisión de los ejecutivos de la estación, aunque dijo desconocer los motivos.

“Así es este trabajo en la radio. Se terminan los contratos, no se lo renuevan a uno por equis motivo, a veces por los ratings bajos, se llega el final del contrato y no te lo vuelven a renovar”, comentó el locutor, quien vivió una experiencia similar y que su show El Cucuy de la Mañana reinició hace unos días por Radio 690 AM en Los Ángeles.

De acuerdo con varias fuentes, el contrato de $6 millones anuales del locutor jalisciense, concluía en noviembre de este año.

Sotelo es una las personalidades latinas con más reconocimiento en el país. Logró entrevistar tres veces al presidente Barack Obama, tuvo en los estudios a la primera dama Michelle Obama y su nombre fue puesto en el salón de la fama de las personalidades más importantes de la radio.

Su participación en la lucha por una reforma migratoria, por ayudar a la gente de bajos recursos y la identidad que logró con la comunidad migrante, lo llevó a obtener un éxito desbordante, pero a perder piso.

“Creo que su caída comenzó cuando varios productores claves comenzaron a irse”, señaló Ochoa, quien finalizó sus servicios con una demanda legal en contra de Sotelo. “Yo sentí que mi ciclo había terminado, era muy desgastante y cuando renuncié me ofrecieron un contrato y más dinero pero no acepté, era mejor tener salud mental”.

Varias personas entrevistadas que pidieron no ser identificadas, dijeron que el ego de Sotelo y su maltrato, lo hacían una persona imposible de entender. “Tengo mucho que agradecerlo, porque aprendí mucho de él, pero también era una persona muy injusta y déspota”, comentó una persona que trabajó con él durante varios años.

Otra de las fuentes, quien fue su productor, comentó que gracias a la presión y al maltrato del locutor ahora tiene un mejor empleo.

“Quizá sean los ratings, pero también puede ser que haya acumulado más quejas por hostigamiento”, agregó.

Un empleado radial, de otra estación, aseguró que normalmente el apogeo de los shows de los locutores hispanos, que han logrado trascender en este mercado como Sotelo y El Cucuy, es por ciclos.

“El show del Piolín ya había cumplido con ese período de triunfo”, señaló.

Ochoa comentó que no le sorprendió para nada ni la cancelación del show ni la manera en cómo lo hizo Univision.

“Lo que sorprendió es que se hayan tardado tanto tiempo”, dijo.

La Opinión intentó hablar con Sotelo a través de su actual manager, Rudy Franco pero este no regresó las llamadas.