Chocan las versiones sobre maltrato a anciana en Manhattan

Diana Dou alega que fue golpeada por un guardia en un ancianato donde está su tío
Chocan las versiones sobre maltrato a anciana en Manhattan
La mujer, de 71 años, muestra uno de los moretones que le dejó la trifulca.
Foto: EDLP / Cristina Loboguerrero

Nueva York — Las alegaciones de una mujer de 71 años que asegura fue atacada por un empleado de un ancianato de Manhattan chocan con el reporte contradictorio de la Policía.

Mientras en el informe de los paramédicos se refleja la versión de que Diana Dou resultó con contusiones en uno de sus hombros durante un ataque en el que fue lanzada al piso, la Policía sostiene que la fémina se resbaló y se cayó.

El incidente se registró, el 21 de julio, en el asilo Amsterdam House, en Manhattan, alrededor de las 11 p.m. El enfrentamiento se produjo tras una discusión que empezó vía telefónica entre Dou y el empleado que contestó desde el establecimiento.

“Usted tiene que ser ‘negro’ para ser tan rudo”, le dijo Dou al hombre, admitiendo que estuvo mal haberlo insultado pero que eso no es una justificación “para haberme atacado como lo hizo cuando fui al ancianato”.

“Solo quería dejarle un mensaje a la trabajadora social que tiene el caso de mi tío, que está recluido allí desde hace dos meses, pero ese hombre me colgó el teléfono en varias ocasiones”, sostuvo Dou, visiblemente adolorida y con moretones en uno de sus brazos.

Judith Fenster, administradora del mencionado geriátrico, rehusó comentar al respecto, aduciendo que “nuestra política no nos permite dar entrevistas. Conduciremos nuestra propia investigación”.

Un portavoz del Departamento de Policía precisó que los uniformados, tras entrevistar a un empleado y una trabajadora social que presenciaron el hecho, no pudieron constatar que se trató de un asalto.

Dou, que mide 4’10” y pesa 115 libras, recordó que, luego de la discusión telefónica, decidió ir en persona al lugar. “Al llegar a la institución, el hombre de aproximadamente 35 años, más de 6 pies de alto —de quien no sé ni siquiera el nombre— y de unas 250 libras, se agachó, me puso su cara frente a la mía y me dijo ‘a que no me vuelve a repetir que soy negro’, yo le repliqué sí, usted es ‘negro’”.

Fue en ese momento cuando el sujeto la tomó por los hombros y la tiró hacia la pared, que estaba a varios pies de distancia.

La Policía nunca me tomó declaración, ni me han dado la oportunidad de explicar lo que pasó”, reiteró Dou, que fue trasladada al Hospital St. Luke. La septuagenaria insistió en que sólo una mujer que estaba en la recepción presenció el hecho.

El reporte policial —del cuartel 26 desde donde acudieron al ancianato— no pudo ser obtenido por este rotativo de forma inmediata y solo podrá tramitarse bajo la Ley de Libertad de Información (FOIL).

El informe médico indica que la mujer fue atendida por contusiones en varias partes de su cuerpo, así como dolor en su hombro y la parte baja de la espalda.