Búsqueda frenética en Argentina de desaparecidos

La presidenta Cristina Kirchner visitó la zona de la tragedia que dejó al menos 10 muertos
Búsqueda frenética en Argentina de desaparecidos
La presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, estuvo en la zona afectada por la explosión.
Foto: EFE

Rosario – Mientras continúan los intensos trabajos de rescate en la zona del edificio que explotó el martes en Rosario, donde todavía hay 11 desaparecidos, y en medio de la confusión por la cantidad oficial de víctimas, el juez que interviene en la causa, Juan Carlos Curto, reiteró que hasta el momento son 10 los fallecidos. Además, señaló que la empresa Litoral Gas es un “actor principal” en la causa que busca determinar la responsabilidad del hecho.

“Hay una mínima hipótesis sobre cómo se originó la fuga de gas. Hubo alguna falla en el proceso de arreglo, pero es una hipótesis. Hay toda una secuencia en los hechos, no todo se desencadenó ese día”, deslizó Curto en alusión tanto al gasista detenido como a la responsabilidad de la empresa prestadora del servicio en la zona.

Sobre la situación de los dos detenidos hasta el momento, el gasista y su ayudante, el magistrado indicó que “hoy se van a hacer algunos trámites y se decidirá su situación”. Carlos García y su ayudante, quienes trabajaban en el edificio en el momento del colapso, prestaron declaración indagatoria el miércoles. Ambos están imputados por estrago culposo.

En el marco de la confusión que desde el miércoles hay sobre la cantidad oficial de víctimas, el juez de la causa aseguró que son 10 hasta el momento. Consultado al respecto por la prensa, el fiscal de la causa, Guillermo Camporini, contestó a su lado y con segundos de diferencia que el número es 11. “Yo me manejo con 10”, reiteró luego el juez.

“Cuando llegue la Presidenta, gritemos fuerte para que los insultos no se sientan”. La Cámpora, la agrupación de jóvenes kirchnerista, organizó un coordinado operativo, en la sede de la gobernación, donde Cristina Kirchner mantuvo una reunión el miércoles de más de una hora con el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, luego de visitar a familiares y víctimas del derrumbe que aún conmociona a esta ciudad.

Tras acudir al lugar donde el martes por la mañana se produjo una explosión, en la intersección de Salta y Boulevard Oroño, la mandataria se dirigió al Sanatorio Parque, ubicado a escasos metros. Militantes de La Cámpora de la Facultad de Derecho de Rosario realizaron un cordón, tomados de los brazos, para que la Presidenta pudiera retirarse del lugar sin ser abordada por periodistas o increpada por algún vecino, cuyos llantos podrían traducirse en insultos.

Este jueves más de 300 rescatistas continúan la búsqueda contrarreloj de supervivientes entre los escombros del edificio derruido por la explosión de gas en el centro de Rosario, que además de los diez muertos, también dejó más de 60 heridos y cerca de 200 familias afectadas.