Niños hispanos se gozan el tenis en NYC

Un programa deportivo de verano de la Fundación de Parques de la ciudad beneficia a 14,000 menores de los cinco condados, muchos de ellos latinos
Niños hispanos se gozan el tenis en NYC
José espera mejorar su técnica para participar en torneos locales.
Foto: EDLP / Nube Urgilés

NUEVA YORK — Soñar no cuesta nada. Tres madres mexicanas aspiran a que sus hijos lleguen a lo más alto en el tenis juvenil y sigan los pasos de Raúl Ramírez, el mejor tenista de ese país de todos los tiempos.

Gracias al programa deportivo de verano de la Fundación de Parques de la Ciudad de Nueva York los menores tienen la oportunidad de aprender y demostrar sus destrezas en el llamado ‘deporte blanco’.

Alrededor de unos 14,000 menores de los cinco condados de la ‘Gran Manzana’ se benefician del programa que, además del tenis, incluye la instrucción y práctica de golf y atletismo. Las actividades, completamente gratuitas, comenzaron el 1 de julio y culminan este mes.

“El programa de tenis se desarrolla en 37 parques de la Ciudad de Nueva York”, dijo Mike Silverman, director deportivo del Centro Olmsted del parque Flushing, en Queens.

“Es el mayor programa de tenis en el país, y es gratuito”, destacó el portavoz, agregando que los niños reciben el equipo necesario para la práctica, como raquetas y pelotas en el caso del tenis.

“La idea es involucrarlos con el tenis. Muchos de estos niños nunca antes han jugado el deporte”, manifestó el directivo.

“El programa de tenis se desarrolla en 37 parques de la Ciudad de Nueva York“, explicó. “Tratamos de que disfruten y se interesen por el deporte, de forma que quieran volver y jugar”.

Ese es el caso de José, un menor de 15 años, de Queens, que comenzó el año pasado y le gustó. Ahora, ayuda a su hermanito Anthony, de 6, a dar los primeros pasos en la práctica.

Su mamá, María, indicó que su hijo ya participó en dos torneos. “No ganó, pero eso le dio más ganas de practicar”, destacó la orgullosa madre. “Le encanta y eso mantiene su mente ocupada”.

Haciendo un alto a los raquetazos, José expresó que le gusta ir al parque a jugar porque se entretiene y socializa con otros menores.

“Hay torneos y tenemos que practicar entre nosotros, entonces jugamos y nos hacemos amigos”, aseguró. “No me quedo en la casa como en los años pasados”.

El deseo de que sus hijos practiquen tenis no detiene a las hermanas Brenda y Claudia Ugalde a viajar con ellos desde El Bronx hasta las canchas en el Central Park de Manhattan, ubicadas a la altura de la calle 96, entrando por la parte oeste.

Salvo que llueva, Brenda dijo que todos los martes y jueves trae a sus dos niñas, de 9 y 6 años, para las clases de tenis.

“Les compré unas raquetas y allí nació el amor por el tenis”, relató Brenda. “Les ayuda mucho en su crecimiento y se distraen, que es lo más importante”.

La experiencia de Claudia y su hijo de nueve años fue diferente. “Al principio él no quería entrar a practicar este deporte; le gusta el fútbol”, señaló. “Pero probó y ahora ya le gusta, ha mejorado”.

“También le gusta porque hace ejercicio”, acotó Claudia, hermana mayor de Brenda. “El ejercicio es muy bueno para los niños”.

Según indicó Silverman, si los niños se interesan en el tenis y muestran progreso, el programa de verano se extiende más allá de las vacaciones. Esos programas les permite a los menores mejorar con la práctica durante todo el año, incluyendo el invierno, en canchas cubiertas.

Silverman dijo que muchos participantes que comenzaron a practicar el tenis en el programa veraniego han llegado a jugar en el Abierto de Estados Unidos.

A propósito, ya estamos en la cuenta regresiva del US Open, que iniciará el 26 de agosto y culminará el 9 de septiembre. Ya se vive la emoción en los alrededores del complejo ‘Billie Jean King, de la Asociación de Tenis de Estados Unidos, en el mencionado parque.