Riesgos de tener un embarazo después de los 50 años

En las mujeres de edad más avanzada, es más frecuente que se diagnostiquen por primera vez una diabetes o una hipertensión durante la gestación
Riesgos de tener un embarazo después de los 50 años
Es muy importante realizar un control prenatal temprano y adecuado, para realizar un diagnóstico precoz y prevenir complicaciones en el embarazo.
Foto: The cross shined! por Christos Loufopoulos , disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/ophilos / 1362638054/

Tener un embarazo a los 50 años resulta riesgoso ya que los óvulos envejecen y con ellos el material genético que será transmitido al nuevo ser. A medida que envejecemos tanto la cantidad, como la calidad de los óvulos que producimos se ve disminuida debido a los cambios hormonales que el cuerpo experimenta antes de que se manifieste la menopausia. Por ese motivo es mejor prevenir un embarazo no deseado.

La Clínica Mayo define la menopausia como el momento exacto en el cual la menstruación se retira de forma definitiva. Poco antes de que ocurra (al menos un año antes), las mujeres experimentan irregularidades menstruales que con frecuencia se acompañan de ciclos en los que se producen óvulos viables, lo que se conoce como perimenopausia. Si tiene entre 45 y 50 años de edad y presenta irregularidades menstruales, es posible que esté en este periodo, lo que significa que todavía tiene la posibilidad de quedarse embarazada.

Si está embarazada la posibilidad de sufrir un aborto espontáneo antes de finalizar el primer trimestre es del 50%. Esto puede suceder debido a diversas causas; una de las más frecuentes es que su bebé presente defectos cromosómicos, lo que puede suceder si sus óvulos se hallan defectuosos. Uno de los problemas cromosómicos más frecuentes es el síndrome de Down, el cual ocurre con frecuencia en mujeres de edad avanzada.

Las complicaciones más comunes en esta etapa incluyen diabetes gestacional, preclampsia, placenta previa, desprendimiento prematuro de la placenta, parto prematuro, bajo peso y muerte al nacer. Asimismo, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el 47% de las mujeres mayores de 40 años tienen a su bebé por cesárea.

Utilice métodos anticonceptivos, decida con su médico el que más le convenga e infórmese hasta cuándo lo debe utilizar. Los anticonceptivos hormonales (orales o inyectados) simulan una menstruación normal por supresión hormonal, al evitar que el óvulo madure y sea fecundado, por lo que puede ser que no note las irregularidades menstruales. Antes de considerar suspender el uso definitivo de anticonceptivos hormonales, puede utilizar algún anticonceptivo alterno hasta que verifique si sigue menstruando.

Si sospecha que está embarazada, acuda con su médico para que valore su estado de salud y le realice los exámenes pertinentes. Si su médico le indica que todo está bien acuda a los controles prenatales de manera regular, mantenga la calma y siga las indicaciones del médico.