Inscripción a nuevos seguros de salud se abre en un mes

Habrá cuatro maneras para el proceso en los Mercados de Seguro de Salud, incluyendo el Medicaid.

Inscripción a nuevos seguros de salud se abre en un mes
Las personas que pueden inscribirse son aquellas que no tienen seguro.
Foto: Thinkstock

Nueva York — “¿La reforma de salud a qué se refiere?”, se pregunta Mónica Freire, una inmigrante ecuatoriana residente en Queens.

Su interrogante refleja un problema grande y muy preocupante. A sólo un mes para que arranque el período de inscripción abierta en los Mercados de Seguro de Salud, muchos hispanos siguen desinformados o confundidos sobre la nueva ley firmada por el presidente Barack Obama en marzo de 2010.

Pero lo cierto es que aún queda tiempo suficiente, y existe mucha ayuda y recursos, para que los latinos se informen y se preparen antes de que comience la inscripción este primero de octubre, como lo estipula la Ley de Seguro de Salud Asequible (ACA).

“Es fundamental que la comunidad latina entienda qué tan importante es esta ley y cómo la misma va a mejorar su salud”, dice la doctora J. Nadine Gracia, directora de la Oficina de Salud de Minorías del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

“Con la nueva ley 10.2 millones de latinos tendrán la oportunidad de recibir seguro de salud a bajo costo y cuidados gratuitos para prevenir enfermedades, lo que los ayudará a mantenerse saludables”, agrega Gracia.

Las personas que pueden inscribirse son aquellas que no tienen seguro, las que ya poseen una cobertura privada individual pero quieren buscar mejores alternativas, y las que no pueden pagar la póliza ofrecida por su empleador porque le sale muy cara.

Para inscribirse el Gobierno federal creó el sitio web en español: cuidadodesalud.gov y puso a la disposición un número telefónico gratuito: 1-800-318-2596, con el fin de que las personas que necesitan cobertura reciban la información necesaria para tomar la decisión correcta a la hora de comprar un seguro médico.

También, el Gobierno del estado de Nueva York tiene su propia página: healthbenefitexchange.ny.gov, donde los neoyorquinos pueden obtener orientación y ayuda las 24 horas del día, los siete días de la semana.

La idea es que, desde ahora mismo, las personas comiencen a enterarse y entender las opciones que existen, para que puedan seleccionar la cobertura que mejor se adapte a sus necesidades y presupuesto, y al de su familia.

Entrando a estos sitios web, los consumidores pueden crear cuentas personales (perfiles), e ir adelantando el proceso de inscripción al ingresar su información en línea. Además, podrán realizar consultas con expertos mediante ‘chats’ en vivo y recibir alertas cada vez que haya algo nuevo. Pero la solicitud como tal no será procesada sino hasta el primero de octubre.

A estas páginas web se puede acceder desde cualquier computadora de escritorio, tabletas, teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles. En cuanto al centro telefónico, además de los idiomas inglés y español, también brinda asistencia en más de 150 idiomas a través de un servicio de interpretación y traducción.

Las autoridades han informado que el proceso de inscripción será rápido, sencillo y fácil de entender. Los consumidores sólo tendrán que llenar una aplicación una sola vez. Es importante saber que la información personal que se comparta en estos sitios permanecerá de forma confidencial, y sólo se se usará para determinar cuáles planes puede escoger y para saber si es elegible para ayuda financiera.

Si tiene preguntas, dudas e incertidumbre con respecto a la ley, busque ayuda utilizando los diferentes recursos que le ofrecemos en este artículo.

Recuerde, el tiempo para actuar es ahora.

Habrá cuatro maneras para inscribirse en los Mercados de Seguro de Salud, incluyendo el Medicaid.

1. Vía Internet, utilizando la página del Gobierno federal cuidadodesalud.gov, o la que ha creado el estado en donde usted vive. En Nueva York esa página es: healthbenefitexchange.ny.gov.

2. Por teléfono, mediante la línea 1-800-318-2596.

3. En persona. Los que no posean computadora, o que no sean muy diestros usando la tecnología de la internet, pueden inscribirse acudiendo a centros de salud comunitarios o bibliotecas, en los que consejeros entrenados (conocidos como “navegadores”o “promotores”), le ayudarán con el proceso.

4. Por correo regular.

Comprobar que vive en el estado de Nueva York.

Debe tener menos de 65 años.

Ser ciudadano estadounidense, o residente permanente.

Poseer una tarjeta de seguro social.

Declaraciones de sus ingresos anuales o un estimado.

10.2 millones de latinos en EEUU son elegibles para obtener seguro médico gracias a la reforma de salud.