Médicos en Puerto Rico critican penas por uso de marihuana

El Colegio de Médicos Cirujanos cuestionó los elevados castigos impuestos por el consumo de pequeñas cantidades, como parte de las vistas públicas sobre despenalización de la hierba

San Juan – El Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico criticó hoy la desproporción de las penas que se imponen por el consumo de pequeñas cantidades de marihuana y cuya eliminación empezó a ser estudiada este martes por el Senado de la isla.

“No es equilibrado que a un muchachito de veintidós años que está fumándose un cigarrito de marihuana lo metan en prisión, y allí sea violado y contraiga el sida y la hepatitis C, para a los tres años salir convertido en un criminal profesional”, argumentó a Efe el presidente de esa organización, Eduardo Ibarra Ortega.

En una entrevista previa a su participación en la vista pública, Ibarra añadió que “es innegable que el uso de la marihuana está diseminado en la sociedad”.

En ese sentido, expresó la preocupación del colectivo que preside por la “desproporcionalidad” de las penas que la ley establece para castigar a los consumidores de pequeñas cantidades, “en la mayoría de los casos personas jóvenes”, ya que se les condena “indefectiblemente” a la criminalidad.

“Eso lo entiende en todo el mundo” y de hecho, dijo, “así lo han entendido en Nueva York, Colorado, Holanda y multitud de sitios del mundo”, que “han decidido despenalizar la posesión y el uso de pequeñas cantidades de marihuana, sin necesariamente legalizar la misma y manteniendo como conducta criminal la venta y contrabando de la misma”.

En su opinión, “la mayoría de las prisiones no son precisamente centros de rehabilitación”, sino más bien “verdaderas escuelas de la criminalidad”, donde además “las personas son, en muchos casos, maltratadas física y psíquicamente”.

“Las sustancias no son buenas o malas”, dijo Ibarra, quien recordó que la marihuana es una planta, que entre muchos otros componentes, tiene una sustancia psicoactiva: el tetrahidrocarbocannabinol (THC).

Esta institución pidió hoy al Senado que se le concedan 90 días para elaborar un informe con observaciones y posibles enmiendas a la propuesta, presentada por el senador Miguel Pereira, del gobernante Partido Popular Democrático (PPD).

Previamente quiere consultar con especialistas de psiquiatría, adicciones, sociología, criminología, legislación, jurisprudencia, educación, farmacología, toxicología y otras áreas de la medicina.

Además, su intención es consultar también con expertos de otras ciudades donde ya se haya despenalizado el consumo de marihuana para observar qué efectos ha tenido.

La intervención del presidente es una de las múltiples que tendrán lugar hoy y mañana en el Senado de Puerto Rico como parte de las vistas públicas organizadas para iniciar el debate de la despenalización de la tenencia de hasta una onza (28 gramos) de marihuana para los mayores de 21 años.