Conferencia latina en Phoenix rechaza a Arpaio

Los organizadores de la Conferencia Nacional Latina de Mujeres devolvieron al Sheriff del condado de Maricopa el dinero que envió para inscribirse en la conferencia
Sigue a El Diario NY en Facebook
Conferencia latina en Phoenix rechaza a Arpaio
La Conferencia Latina de Mujeres rechazó la participación de Arpaio basándose en un fallo judicial que lo acusa de perseguir a hispanos por su perfil racial.
Foto: AP

PHOENIX.- La Conferencia Nacional Latina de Mujeres le pidió a Joe Arpaio, quien se jacta de ser el alguacil más enérgico de Estados Unidos, que se abstenga de participar en el acto que comenzará el jueves en Phoenix.

Los organizadores de la Conferencia Nacional Hispana de Mujeres le dijeron al alguacil del condado Maricopa que no es bienvenido cuando se realice el evento en el Centro de Convenciones de Phoenix. Se prevé que la conferencia atraerá a centenares de personas de todo el país.

El grupo también impidió que la Oficina del Alguacil de Maricopa coloque una caseta para reclutar posibles nuevos empleados y le devolvió el cheque de $800 dólares por el que pagó por su inscripción.

En una declaración, el grupo dijo que su decisión se basa en un reciente fallo judicial que determinó que durante años la oficina del alguacil se dedicó a catalogar racialmente a los hispanos en sus operaciones policiales.

“La conferencia fomenta el liderazgo y la inspiración de los profesionales hispanos”, destacó Leticia de la Vara, portavoz del evento. “Arpaio no reúne las característica de ese modelo, por lo cual fue muy fácil tomar una decisión al respecto”.

De la Vara agregó que si Arpaio trata de limar asperezas con la comunidad hispana, su convención no es el lugar adecuado para hacerlo.

“Él ha construido una gran muralla entre nosotros y su oficina debido a las redadas y la manera que él ha elegido de cómo se va a comportar con la comunidad hispana”, destacó la funcionaria.

Arpaio dijo que no era justo para el grupo transferir a sus empleados la antipatía que sentían por él. Dijo que el 24% del personal de su oficina es hispano.

“He tratado de llegar más o menos a la comunidad hispana y estoy muy desalentado porque esta dama me ha rechazado, al devolverme el cheque, porque ella considera que mi perfil es demasiado alto, cuando se trata de lidiar con la comunidad hispana”, destacó Arpaio en declaraciones al canal KSAZ-TV.

El alguacil, que se ha vuelto conocido por tener a los presos en tiendas de campaña y obligarlos a que se pongan ropa interior rosada, comenzó a realizar la vigilancia de inmigración en 2006, en medio de la frustración de los votantes por la situación de un estado que se convirtió en el punto de cruce fronterizo de más circulación del país.

El juez federal Murray Snow falló a principios de año que la oficina de Arpaio se enfocaba sistemáticamente en los hispanos durante sus patrullas de inmigración y sus asistentes prolongaban sin razón las detenciones de las personas que arrestaban cuando paraban sus vehículos en los caminos.