Lo mejor, lo peor y las sorpresas de los Emmy (fotos)

¿Quién se merecía el premio y quién no? ¿Qué fue lo más sorpredente o irritante de la ceremonia?

Guía de Regalos

Lo mejor, lo peor y las sorpresas de los Emmy (fotos)
El homenaje de Edie Falco a James Gandolfini fue el momento más emotivo de la noche.
Foto: AP

LA SORPRESA: Jeff Daniels (‘The Newsroom’) derrotando a Kevin Spacey (‘House of Cards’), Jon Hamm (‘Mad Men’), Damian Lewis (‘Homeland’), Hugh Bonneville (‘Downton Abbey’) y, especialmente, Bryan Cranston (‘Breaking Bad’), que ayer mismo se despedía de su serie.

LA DECEPCIÓN: La gala. Se supone que la ceremonia de los Oscar es la aburrida y las de los premios Tony, Emmy y Globos de Oro son las entretenidas. Pero este año, de momento, sólo se salva la de los Tony (y un poquito la de los Globos de Oro). Y comparada con los Oscar, estos Emmy tienen todas las de ganar… la peor entrega de premios de 2013.

EL MOMENTO: Homenaje a James Gandolfini. Su compañera de reparto, Edie Falco explicó: “Ustedes conocieron a James Gandolfini el actor. Yo conocí al hombre” y difícilmente pudo contener las lágrimas.

EL PREMIO DESCONOCIDO: Abby Morgan por el guión de ‘The Hour’. No se trata de una producción popular y la segunda temporada no fue el éxito que se esperaba. Pero este ‘Mad Men’ ambientado en el mundo de la televisión británica bien merece ser descubierto.

EL PREMIO MERECIDO: Michael Douglas por ‘Behind the Candelabra’. El primer Emmy y premio tras superar su cáncer, por la película para televisión en la que dio vida a Liberace. En su discurso, agradeció a su compañero de reparto, Matt Damon, con un puñado de bromas que hicieron referencia a sus personajes homosexuales en la producción.

EL PREMIO PARA OLVIDAR: ‘The Voice’, Mejor Reality Show. Tanto ‘The Amazing Race’ como ‘Top Chef’ son más originales y la producción, especialmente en el primer caso, resulta mucho más televisiva. Pero lo que prima hoy en día en TV son los programas musicales de concurso. Hasta en la sopa…

EL PRESENTADOR PERFECTO: Will Ferrell. Se presentó en apariencia con sus hijos por no haber tenido tiempo de contratar a un niñera después de la teórica cancelación de las damas británicas Helen Mirren y Maggie Smith. Que alguien le dé a Ferrell toda una ceremonia, por favor.