Rivalidad Dodgers-Gigantes, posible móvil del homicidio

La investigación sobre el apulamiento de un fanático de los Dodgers revela que el móvil es probablemente la rivalidad de los equipos. Anteriormente han nhabido balaceras fuera del estadio.
Rivalidad Dodgers-Gigantes, posible móvil del homicidio
Greg Suhr, el jefe de la policía de San Francisco, no ha brindado la identidad de los sospechosos detenidos.
Foto: AP

La rivalidad entre los Gigantes de San Francisco y los Dodgers de Los Angeles se tornó violenta cuando un aficionado de estos últimos murió apuñalado cerca del estadio AT&T después de un partido entre ambos equipos, informó el jueves la policía.

La víctima, Jonathan Denver, de 24 años, portaba indumentaria de los Dodgers cuando él y sus acompañantes se enfrascaron en una discusión el miércoles por la noche con otro grupo de gente, en el que una persona utilizaba una gorra de los Gigantes, dijo Greg Suhr, jefe de la policía de San Francisco, en una rueda de prensa.

Ambos grupos intercambiaron insultos relacionados con la rivalidad Gigantes-Dodgers. La discusión subió de tono, y finalmente Denver fue apuñalado.

“Aunque ésta es una de las rivalidades con más antecedentes en el béisbol… ninguna vida debería estar en riesgo ya sea en el partido, al salir de éste ni a seis cuadras de distancia”, enfatizó Suhr.

El oficial dijo que dos sospechosos fueron arrestados, pero otros dos siguen prófugos. No proporcionó la identidad de los sospechosos.

Denver asistió al juego_que los Gigantes ganaron 6-4— acompañado de familiares. Al llegar la octava entrada salieron del estadio y se dirigieron a un bar.

Los sospechosos acudieron a un club nocturno del área, pero no al encuentro, agregó Suhr. Los dos grupos se toparon en una calle cerca del parque de pelota aproximadamente a las 11:30 p.m.

Los Gigantes y los Dodgers son adversarios divisionales desde hace mucho tiempo. San Francisco era el campeón de la Serie Mundial, pero este año Los Ángeles ganó el título de la división, mientras que los Gigantes no avanzarán a la postemporada.

En un comunicado, el club de San Francisco indicó que les entristeció enterarse de la muerte de Denver.

“Aunque aún están surgiendo detalles, queremos dejar bien claro que en nuestra comunidad no hay absolutamente ningún espacio para este tipo de violencia sin sentido”, señaló el equipo en un comunicado.

El incidente se produjo apenas tres días después que un fanático adolescente fue agredido en el estadio Candlestick Park de San Francisco durante la derrota de los 49ers por 27-7 ante los Colts de Indianápolis en un partido de la NFL.

Durante el encuentro del domingo hubo otros brotes de violencia a pesar de un incremento en la seguridad. Hace dos años el estadio fue escenario de dos balaceras, golpes y peleas durante un partido de pretemporada.

Un fanático de los Gigantes fue golpeado y sufrió graves heridas después de un partido en el estadio de los Dodgers el 31 de marzo de 2012.