Consejeros en NY apoyarán para inscripción al ‘Obamacare’

Los 'promotores de salud' asistirán en persona a todos aquellos que acudan con dudas a los centros comunitarios y bibliotecas públicas de sus vecindarios.
Consejeros en NY apoyarán para inscripción al ‘Obamacare’
Además de guiar a las personas durante la inscripción, los 'promotores de salud' están siendo capacitados para que eduquen sobre medidas de prevención que deben tomar para mantenerse sanos.
Foto: Archivo / La Opinión

Nueva York — Han pasado más de dos semanas desde que se abrió la inscripción en los Mercados de Seguro de Salud creados por el ‘Obamacare’. Sin embargo, aún hay mucha gente que entiende poco —o nada— sobre esta ley.

Precisamente, para ayudar a la comunidad a comprender el proceso y facilitar la selección de un nuevo seguro médico, el estado de Nueva York, bajo la Ley de Salud Asequible (ACA), está entrenando a cientos de consejeros y voluntarios.

Estos expertos, conocidos como ‘navegadores’ o ‘promotores de salud’, asistirán en persona a todos aquellos que acudan con dudas y preguntas a los centros comunitarios y bibliotecas públicas de sus vecindarios.

También ayudarán con la inscripción a aquellas personas que no puedan hacerlo en línea porque no tienen acceso a una computadora o porque no saben cómo utilizarla, como es el caso de muchos ancianos latinos.

Se les conoce como ‘navegadores’ porque le darán una mano a los consumidores para ‘navegar’ por el sistema llamado Mercados de Seguro de Salud, y les explicarán las diferentes opciones que tienen a su alcance, para que comparen y escojan la que más les convenga. También les informarán si pueden obtener subsidios gubernamentales para pagar sus pólizas, y si pueden participar en programas públicos como Medicaid y CHIP (Children’s Health Insurance Program).

“Los navegadores van a jugar un papel importante educando a las comunidades marginadas, incluyendo a los latinos, en una manera cultural y lingüísticamente apropiada”, indicó la doctora J. Nadine Gracia, directora de la Oficina de Salud de las Minorías del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS).

“Esto les facilitará la inscripción para que escojan el que más se adapte a sus necesidades y las de sus familias”, agrega Gracia.

Cabe destacar que los ‘navegadores’ deben ser imparciales y no tener conexión con las aseguradoras privadas.

“(Los navegadores) no pueden ser pagados por las compañías de seguro. Esa es una de las reglas de la nueva ley. Son personas con mucho conocimiento sobre cómo funcionan las nuevas coberturas de salud, pero son independientes”, aclara Rachel Klein, directora del Centro de Apoyo y Asistencia de Inscripción de Families USA.

“El estado de Nueva York está entrenando a sus navegadores. De todas maneras es buena idea preguntarles si tienen alguna afiliación con compañías de seguro, a la hora que usted esté recibiendo información”, aconseja Klein.

Se estima que 75% de los consumidores buscará ayuda en persona para inscribirse en un seguro de salud, en comparación con el 33% que lo hará por teléfono y el 20% usará la Internet.

Además de guiar a las personas durante todo el proceso de inscripción, los ‘promotores de salud’ están siendo capacitados para que eduquen a las comunidades más necesitadas sobre las medidas de prevención que deben tomar para mantenerse sanos.

Por esta razón, se busca que sean residentes de la misma comunidad, que conozcan el idioma y la cultura de las personas a las que sirven. Se espera que en los barrios hispanos estos consejeros sean latinos o por lo menos que hablen español.

Según información del ‘NY State of Health‘, el sitio oficial de los Mercado de Seguros de Salud del estado de Nueva York, existen más de 400 ‘navegadores’, que hablan 48 idiomas diferentes, los cuales prestarán ayuda en más de 50 organizaciones en todo el estado.

En la ciudad de Nueva York, una de las agencias que ofrecerá el servicio de ‘navegadores’ será la Federación Hispana (hispanicfederation.org), que agrupa varias organizaciones comunitarias hispanas en los cinco condados.

Más de 40,000 neoyorquinos se han inscrito hasta ahora en el ‘Obamacare’.