Asesino de “Baby Hope” confesó cómo violó a la niña en NYC (fotos)

Conrado Juárez, quien tenía 30 años cuando cometió el crimen, admitió a la Policía que abusó sexualmente de su primita de tan solo 4 años
Asesino de “Baby Hope” confesó cómo violó a la niña en NYC (fotos)
Conrado Juárez fue impuesto de cargos criminales de asesinato en segundo grado, tras ser presentado la noche del sábado en una corte en Manhattan.
Foto: AP

Nueva York – Tardaron más de 22 años, pero al fin la Policía de Nueva York logró esclarecer uno de los crímenes más misteriosos de la historia de la ciudad de Nueva York: la muerte de una niña de 4 años, identificada como Angélica Castillo, pero que por más de dos décadas fue conocida como “Baby Hope”.

El arresto del asesino confeso, Conrado Juárez, de 52 años y primo de la víctima, ocurrió días después que NYPD reviviera la investigación del caso tras identificar a la madre de la menor gracias a una pista telefónica.

Anoche, Juárez fue presentado ante una corte de Manhattan en la cual le impusieron cargos de asesinato en segundo grado y fue dejado detenido sin derecho a fianza. El hombre, quien tiene cuatro hijos, se declaró no culpable a pesar de haber confesado el crimen tras más de cinco horas de interrogatorio en la Policía.

Cuando el cuerpecito de la menor fue encontrado en avanzado estado de descomposición hace 22 años, los investigadores determinaron que había sido abusada sexualmente. Y esto fue confirmado ayer por Juárez, quien le dijo a los detectives que él violó a la menor luego de verla en un pasillo de la casa de unos familiares.

El hombre de origen mexicano, quién trabajaba como lavaplatos en un restaurante de Manhattan pero residía en El Bronx, también le confesó a las autoridades que él asfixió a la niña con una almohada mientras la violaba.

Tras cometer el abominable acto y al ver que la niña no se movía, el hombre entró en pánico y pidió la ayuda de su hermana, identificada como Balbina, quien estaba en otra habitación y fue quien le dijo que tenía de deshacerse del cuerpo.

Juárez, quien tenía 30 años cuando cometió el crimen, procedió a meter a la niña en una hielera que le trajo su hermana. El hombre contó que primero dobló el cadáver por la mitad, lo amarró y lo metió dentro en una bolsa de basura. Una vez dentro de la hielera, le colocó latas de sodas para tratar de disimular el contenido.

Luego los hermanos lanzaron la hielera en una zona boscosa a orillas de la autopista que bordea Manhattan por el río Hudson, a la altura del sector de Inwood, en el Alto Manhattan. Balbina falleció hace varios años.