Sepultan en Brooklyn a mujer abatida cerca del Congreso

En el funeral de Miriam Carey se intentó mostrar una imagen distinta de la fallecida, quien fue diagnosticada con depresión post-parto
Sepultan en Brooklyn a mujer abatida cerca del Congreso
Una amiga de Miriam Carey muestra una foto en recordación de la mujer.
Foto: Mariela Lombard / EDLP

Nueva York — Los restos de Miriam Carey, la mujer que murió abatida en una persecución policial en Washington D.C. hace dos semanas, fueron sepultados hoy en Brooklyn, donde se crió.

Alrededor de 50 personas asistieron al funeral de Carey, donde se intentó ofrecer un retrato distinto de la fallecida respecto al de la mujer supuestamente desequilibrada que intentó penetrar en la Casa Blanca a la fuerza en un coche con su hija de 14 meses a bordo.

“Le apasionaba cocinar y adoraba a su hija por encima de todas las cosas”, dijo su hermana Valarie durante la ceremonia. “Era una grandísima persona, muy distinta de cómo la pintan los medios de comunicación. Amo a mi hermana y la echaré mucho de menos”.

Carey, de 34 años, era una profesional de servicios dentales que trabajaba en Stamford, Connecticut, cuando embistió con su auto una barrera de seguridad de la residencia presidencial y luego atropelló a un agente del Servicio Secreto antes de darse a la huida y ser abatida.

El suceso, que ocurrió el pasado 3 de octubre, aún continúa bajo investigación. La Policía dijo que la madre creía que el presidente Obama la espiaba a través de medios electrónicos.

La familia confirmó que la mujer fue diagnosticada con depresión post-parto y psicosis, aunque cuestionan la necesidad que tenía la Policía de dispararle y no descartan una demanda.