Sebelius deberá explicar si Obama le mintió al país

Aumentan las quejas de personas cuyos planes médicos han sido cancelados a pesar de que el Presidente prometió que eso no ocurriría con la reforma de salud

Sebelius deberá explicar si Obama le mintió al país
La secretaria de Salud Kathleen Sebelius (al fondo) deberá defender hoy ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, la reforma de salud del presidente Barack Obama.
Foto: AP

Nueva York – Cuando la secretaria de Salud Kathleen Sebelius se siente esta mañana ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, no solamente tendrá que exponer los problemas que presenta la página web del “Obamacare”, sino que también deberá explicar si el Presidente le mintió al país al asegurar, una y otra vez, que los estadounidenses podrían mantener sus médicos y sus planes de salud, si así lo deseaban, algo que no es una realidad para al menos un millón de personas.

Y es que a un mes desde que entró en vigencia la parte más importante de la reforma de salud, la ley insignia de Barack Obama sigue estando bajo fuego, y ya no sólo por las constantes fallas que registra la página HealthCare.gov , sino porque aproximadamente un millón de personas han recibido notificaciones de que sus seguros fueron cancelados o que no pueden mantener sus actuales médicos. Esto ha provocado que los que ahora están perdiendo sus beneficios se sientan engañados.

Desde el 2009 Obama ha repetido en innumerables ocasiones que: “Si te gusta tu doctor, tendrás la posibilidad de mantener tu doctor, y punto. Si te gusta tu plan de salud, tendrás la posibilidad de mantener tu plan de su salud, y punto”.

Entonces la pregunta que muchos se hacen es: ¿Por qué la gente no tiene la posibilidad de conservar sus planes? Y es esto lo que deberá explicar hoy Sebelius ante los congresistas y ante el país.

Principalmente lo que está ocurriendo es que los antiguos planes médicos de muchos no se ajustan a los nuevos estándares mínimos requeridos por la reforma de salud, y por lo consiguiente ya no son “legale”.

Por ejemplo, el “Obamacare” exige que las personas obtengan tres cosas fundamentales en sus planes: salud mental, cuidados de maternidad y cobertura de medicamentos. Además, por tener que cubrir estos tres criterios mínimos, es que hace que algunos de los nuevos planes resulten más costosos sobre todos para las personas solteras, como los hombres por ejemplo, que no necesitan de los cuidados de maternidad pero quieran o no deben pagarlos. Es por ello que si un plan actual no cumple con alguno de estos tres mandatos, ya no estaría vigente, y es cancelado.

La Administración asegura que esto solamente está afectando a un 5% de la población, lo que pareciera poco. Sin embargo, este problema con el Obamacare es lo que ahora están usando los republicanos para vender la idea de que la reforma de salud no funciona y no es buena para el país.