Alcalde de San Antonio no se enfrentaría a Hillary Clinton

Julián Castro descartó una hipotética carrera electoral ante la exsecretaria de Estado rumbo a la presidencia de Estados Unidos
Alcalde de San Antonio no se enfrentaría a Hillary Clinton
"Es un halago que se piense en mi nombre, pero eso no va a suceder jamás", respondió Castro sobre la posibilidad de convertirse en presidente de EEUU.
Foto: Archivo

Chicago – El alcalde de San Antonio, Julián Castro, considerado la gran promesa latina del Partido Demócrata, dijo hoy a Efe que descarta presentarse a las primarias de esta agrupación y enfrentarse en una hipotética carrera electoral a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

“Es un halago que se piense en mi nombre, pero eso no va a suceder jamás”, respondió Castro cuando fue consultado si se veía como el primer presidente latino de los Estados Unidos.

En su opinión, el destino de la comunidad latina y del país están unidos “y estamos cerca de ver un presidente de los nuestros”, pero reiteró que su nombre no estará vinculado a las próximas primarias o como compañero de Clinton en la vicepresidencia.

Castro, de 39 años, y en su tercer mandato como alcalde, pasó a ocupar el centro de la atención pública cuando habló en la Convención Nacional Demócrata de 2012.

Desde entonces, su nombre ha sonado entre los demócratas que podrían aspirar a suceder al presidente Barack Obama en la Casa Blanca.

Castro estuvo hoy en Chicago para hablar en un desayuno organizado por el Latino Policy Forum, donde el tema principal fue la importancia de la educación, liderazgo y servicio para el futuro de la comunidad latina.

“Es una comunidad donde ya no hay diferencias entre latinos y otros jóvenes, el destino es compartido”, afirmó en una entrevista posterior.

Según declaró, el votante latino no necesitará un candidato de los suyos para motivarse en 2016, “porque ya estamos muy motivados y en la última elección presidencial mostramos nuestra fuerza”.

Opinó que la reforma migratoria estancada en el Congreso será muy importante en las próximas elecciones porque la realidad “ha comenzado a mostrar resultados políticos basados en la participación del votante latino”.

“Los republicanos pasaron de exigir una cerca electrificada en la frontera, y de describir a los inmigrantes de manera denigrante, a buscar un compromiso. Eso no es casualidad, sino resultado del voto de nuestra comunidad”, señaló.

Le ve oportunidades a reforma migratoria

A pesar de las resistencias en la Cámara de Representantes, Castro ve todavía como posible “una gran reforma migratoria, si unos pocos republicanos la apoyan“.

Los reclamos de mayor seguridad en la frontera son “una excusa”, porque a su entender “tenemos la frontera más segura de los últimos 50 años”.

Ciudades fronterizas de Texas como El Paso, Brownsville y McAllen figuran “entre las ciudades con menor tasa de criminalidad del país”, dijo.

Recordó que el proyecto aprobado por el Senado incluye el uso de tecnología y el aumento de la cantidad de guardias fronterizos. “Que el presidente (de la cámara baja) John Bohener llame a votar sin demora, porque si no hay reforma él y el Partido Republicano serán los responsables“, aseguró.

En la presentación de Castro como el principal orador del desayuno, la directora ejecutiva del Latino Policy Forum, Sylvia Puente, señaló que ciudades como Chicago y San Antonio han estado siempre entre las más diversas del país.

“Pero ahora el resto de los EEUU ha comenzado a parecerse, por lo que es necesario invertir en los niños multiculturales de hoy para que tengan posibilidades de liderazgo y de participar en servicios públicos”, agregó.

Uno de los éxitos educativos de San Antonio, que podría ser repetidos en otras ciudades, fue la aprobación de un aumento de impuestos para expandir la educación preescolar, como forma de comenzar a preparar mejor a los jóvenes para la nueva economía.