Molestos con ‘Tri’, pero aún con esperanzas

Molestos con ‘Tri’, pero aún con esperanzas
El portero mexicano José de Jesús Corona (izq), es vencido por el estadounidense Landon Donovan (10)
Foto: AP

Nueva York —Una es un orgullo. La otra es una piedra en el zapato.

Para los mexicanos apasionados con su selección de fútbol, los logros del equipo nacional en la Copa Mundial de la categoría Sub-17 son un respiro merecido después de los tropiezos del ‘ Tri’ mayor que lo tienen al borde del despeñadero y lo enviaron a disputar un repechaje contra Nueva Zelanda por un boleto para ir al Mundial del año entrante en Brasil.

México recibirá a Nueva Zelanda el próximo miércoles y el 20 devolverá la visita al campeón de Oceanía.

“Sí, a la mayor yo la veo muy mal y a los de menos de 18 los veo muy bien”, comentó Víctor Morales. “Yo no sé por qué pasa eso. Ya ve que hemos sido campeones Sub-17 desde el 2005 para acá pero cuando llegan a la mayor ya no es lo mismo”.

Esa es una de las interrogantes que surgen entre los aficionados aztecas que han visto a su balompié triunfar en categorías juveniles durante los últimos ocho años, cosecha que se repite con la selección Sub-17 que disputó su mundial en Emiratos Árabes Unidos.

El equipo de jóvenes mexicanos acarició la gloria al estar a un paso de llevarse el trofeo del certamen, aunque ayer cayó 3-0 en la final ante Nigeria, que los goleó 6-1 en el inicio del torneo.

La vapuleada se dio apenas unos días después de que el equipo grande casi quedara eliminado en el clasificatorio mundialista al caer 2-1 ante Costa Rica. La salvación llegó gracias al ‘favor’ que le hizo Estados Unidos al vencer 3-2 a Panamá en juego de volteretas.

“Lo que han hecho los jovencitos debe ser una inspiración para los mayores”, agregó Morales.

Pero entre esos seguidores comienza a haber hombres de poca fe. “La selección mexicana es como la virgen de Guadalupe. Yo les rezo porque ofrecen muchos milagros pero nunca me cumplen nada”, dijo Alejandro Cardena.

Esas palabras herejes se basan en varios cuestionamientos que este aficionado del ‘Tri’ tiene sobre lo que ha pasado con aquella generación de oro, como se le conoció a los muchachos que de la mano de Jesús Ramírez conquistaron el mundial Sub-17 de Perú en 2005.

“Yo me pregunto qué pasó con todos esos jugadores. Parece que se perdieron. Sólo unos cuantos se fueron a calentar las bancas allá”, comentó. “Y los que juegan en la selección sólo llegan por influencias”.

A ocho años de la hazaña que hizo pensar a muchos mexicanos que se acababa la época del ‘ya merito’, apenas dos de los que alinearon como titulares en la final contra Brasil cuentan con más de 200 partidos en primera división: Adrián Aldrete, defensa lateral del América, y Patricio Araujo, mediocampista de las ‘Chivas’ del Guadalajara.

Los jóvenes jugadores que se presentaron como figuras de la selección mexicana durante los últimos años, como Giovani dos Santos, 24, o Javier ‘Chicharito’ Hernández, 25, han jugado 180 y 205 partidos en primera división, respectivamente.

Comparados con figuras internacionales que rondan la misma edad de esos seleccionados, apenas suman la mitad de participaciones en escuadras de primera categoría. El argentino Lionel Messi, de 26 años, lleva hasta la fecha 394 partidos en su carrera, mientras que su compañero de equipo, el brasileño Neymar, que cuenta apenas con 21 años, ya suma 301 apariciones.

La afición culpa a las televisoras que manejan el fútbol del estancamiento de ese recurso que alguna vez dio excelentes frutos al deporte mexicano.

“Televisa y TV Azteca quieren ganar dinero a toda costa y ponen a jugadores que son figuras de puro ‘marketing’ (mercadeo) y dejan de lado a los futbolistas que en realidad sudan la camiseta”, manifestó Jaime Flores, quien ve esas campañas comerciales de cerca todos los días en su tienda de artículos para el fútbol en El Barrio.

Hay quienes han dicho que México no merece ir al Mundial, como el exdelantero del Real Madrid, Hugo Sánchez.

“México, por todo lo hecho, dicho y escrito no merece estar en Brasil”, argumentó Sánchez en una columna que publica en un diario mexicano. “Es una pena que muchos dueños (de clubes) y dirigentes sigan pensando que la gente no se da cuenta que sólo buscan sus intereses (…) si México califica al Mundial, no van a tapar con un dedo todas las malas decisiones y gestiones”.

Y aunque hay quienes reconocen la presencia el lodo que mancha la camisa nacional mexicana, la esperanza ha revivido aunque sea un poco y sueña con un futuro mejor.

“Los muchachos le ganaron a Italia, Brasil y Argentina. Son muy buenos y lo han demostrado”, dijo Lázaro Ramírez sobre el ‘Tri’ juvenil. “Con ellos hay que trabajar para que sigan humildes y nos den más orgullo a nosotros, los que siempre los seguimos”.

Desde el miércoles, el ‘Tri’ mayor tendrá la última oportunidad de calificar para Brasil, cuando reciba a Nueva Zelanda, en el repechaje; la revancha se jugará una semana después en casa del campeón de Oceanía.