Disputa por el botín que genera la virgen en Juquila, Oaxaca

Fieles se cansan de ver como los políticos se benefician de las ofrendas
Disputa por el botín que genera la virgen en Juquila, Oaxaca
Los vecinos del templo mariano en Juquila quieren que las lismosnas se utilicen en buenas obras.
Foto: Shutterstock

MÉXICO – El millón de dólares que recibe el tercer templo mariano más visitado del país en Juquila, Oaxaca (costa sur), se encuentra en disputa. Lo pelean autoridades municipales y pobladores que dicen estar cansados de que los milagros de la virgen de 30 centímetros sirvan para engordar los bolsillos de políticos.

La pequeña imagen de madera de la Purísima Concepción que regaló el fraile español Jordán a un campesino indígena recibe limosnas de unos dos millones de feligreses al año como pago por la sanación de enfermos y vicios, reconciliación de esposos y compadres, encuentros amorosos y laborales entre múltiples “favores” espirituales.

A cambio, los recursos terrenales sirven desde 1986 -cuando la alcaldía de Santa Catarina Juquila tomó el control- como caja chica de los gobernantes en turno, igual como uso personal o plataforma política hacia diputaciones o ascensos partidistas según documentó la arquidiócesis que interpuso una demanda legal.

Para hacerle segunda, los comuneros tomaron el templo en marzo pasado con sendas mantas de protesta que colocaron en la fuente donde los devotos lanzan monedas con la ilusión de que mejore su suerte. Además, sellaron (con ayuda del gobierno estatal) la bóveda de El Pedimento, el gran depósito de donativos.

El dinero debe ser orientado para bien”, dijo Rosalba Salinas, cabecilla del movimiento comunal.

El presidente municipal reconoció que la caridad de los creyentes no se ha visto reflejada en el municipio porque la infraestructura es inexistente o cada vez está más destartalada: hay 80 obras pendientes entre reconstrucción de carreteras, rescate de hospitales y mercados y potabilización del agua.

La Iglesia católica, por su parte, pelea los recursos para reforzar la fe en la figura mariana que, de acuerdo con los relatos religiosos, sobrevivió a la quemazón del jacal del campesino que fue el dueño de la talla en madera hasta 1633, cuando comenzó el culto.

Un comité de discusión logró el fin de semana uno de los primeros pasos de una posible solución al autorizar la construcción de una escalera desde la cabecera municipal hasta el templo que compite en seguidores con las vírgenes de Guadalupe (Distrito Federal) y San Juan de Los Lagos (Jalisco). Pero esto es sólo el comienzo.