El Papa fue portero de discoteca

El Papa fue portero de discoteca
El Papa Francisco cuando ayer saludaba a los fieles durante su audiencia general semanal, en la Plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano.
Foto: efe

Ciudad del Vaticano/EFE — El Papa Francisco ha revelado que de joven trabajó como portero de discoteca y que ese trabajo le sirvió para, tiempo después, conseguir acercar a la gente de nuevo a la Iglesia Católica.

Según el diario vaticano “L’Osservatore Romano”, el pontífice, del que se sabía que había limpiado suelos y trabajado en un laboratorio científico, hizo esta confesión en una conversación con algunos feligreses, durante su visita a la parroquia de San Cirilo Alejandrino en las afueras de Roma.

En una de sus conversaciones espontáneas, Francisco comentó, para sorpresa de sus interlocutores, que fue portero en un local y que ese trabajo, en el que tuvo que interactuar con mucha gente de distinto tipo, le llevó más tarde a saber cómo hacer para que las personas se sintieran llamadas a volver a la Iglesia.

El pontífice argentino contestó a varias preguntas que le plantearon los fieles presentes en la parroquia, a quienes Francisco dijo que siempre “hay que estar listo para dar una explicación a alguien que pide una razón a tu esperanza”.

El Papa aseveró además que la “hipocresía es un pecado grave”, sobre todo a la hora de conseguir credibilidad para hacer que el número de fieles crezca, y explicó que rezó ante la tumba de San Francisco de Asís el pasado 4 de octubre pidiendo “el don de la sencillez” para él y la Iglesia Católica.