NY condena a perpetua a “Boxer”, exlíder del MS-13

Heriberto Martínez fue hallado culpable de 21 cargos, varios de ellos por asesinato
NY condena a perpetua a “Boxer”, exlíder del MS-13
El gobierno de EEUU lidera una lucha contra los miembros del grupo pandillero Mara Salvatrucha, MS-13.
Foto: Archivo

Nueva York, 9 dic – Un exlíder del grupo pandillero MS-13, más conocido como la Mara Salvatrucha, fue sentenciado hoy a cadena perpetua después de ser declarado culpable de varios delitos, entre ellos varios asesinatos y asaltos con armas de fuego.

Heriberto Martínez, también conocido como “Boxer”, y Carlos Ortega, apodado “Silencio“, recibieron en marzo pasado un veredicto de culpabilidad por veintiún cargos, entre los que se incluyen, además de los ya citados, chantaje, delitos de conspiración y crimen organizado, informó en una nota la fiscalía federal del distrito este de Nueva York.

Durante un periodo de seis semanas a principios de 2010, Martínez autorizó la ejecución de una joven de 19 años y su hijo de 2 (debido a que supuestamente faltaba “el respeto de la banda”), de un guardia de seguridad “que hacía su trabajo” y de un compañero de MS-13 que se negó a cometer crímenes violentos “sin sentido”, según recordó en el comunicado la fiscal federal Loretta E. Lynch.

Carlos Ortega ya había sido sentenciado a cadena perpetua en noviembre pasado.

La condena de Martínez es el último episodio de una serie de actuaciones federales contra las maras latinas en Long Island (en Nueva York), donde se cometieron la mayoría de los crímenes.

Desde 2010, esta fiscalía federal ha logrado la convicción de más de treinta miembros de la banda por cargos relacionados con unos o varios asesinatos.

El grupo pandillero la Mara Salvatrucha es una pandilla salvadoreña que opera en Centroamérica y Estados Unidos y que cuenta con al menos 30,000 miembros, de los cuales se calcula que unos 8,000 operan en Estados Unidos.

Incluida en la “lista negra” del Departamento del Tesoro, la MS-13, que desde los últimos diez años ha cobrado presencia en Long Island, está considerada como uno de los grupos pandilleros más peligrosos y de mayor crecimiento en el mundo.