¿Qué debe negociar Ramón Díaz para seguir en River?

El entrenador se reunirá en las próximas horas con el flamante presidente millonario, Rodolfo D'Onofrio; ¿qué hablarán?
Sigue a El Diario NY en Facebook
¿Qué debe negociar Ramón Díaz para seguir en River?
Foto: Copyright 2012 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Mientras el fútbol descansa, River vive horas clave. Con la elección como nuevo presidente de Rodolfo D’Onofrio, quien durante la campaña se mostró distante de Ramón Díaz, ahora el foco se traslada a otro lugar: ¿cuál será el futuro del entrenador?

“Hablar con Ramón será nuestro primer acto de gobierno”, dijo el flamante vicepresidente segundo, Matías Patanian, en diálogo con Sportia. En ese cónclave, del que participarán el riojano y D’Onofrio, se resolverá el futuro del entrenador. “Le queremos contar a cuáles son nuestras ideas y conocerlo mejor a él”, aclaró el dirigente millonario.

Pongo a disposición el contrato para que el nuevo presidente le ponga la cifra que considere

Sin embargo, durante la campaña, Ramón había dicho que había un candidato que no lo quería, en referencia a D’Onofrio. La presencia de Enzo Francescoli, quien sería nombrado como secretario técnico, podría tomarse como una manera de arrinconar al entrenador, aunque el uruguayo deslizó, en la intimidad, que su relación con el riojano es buena.

Pero, ¿de qué se hablará en la reunión (se hará entre hoy y mañana)? ¿Qué condiciones pondría el presidente? ¿Qué no está dispuesto a negociar el entrenador?

Además de presentarse el proyecto y de tratar las razones por las que River cayó en su rendimiento, uno de los puntos principales serán los números del contrato, que vence en 2015.

“Pongo a disposición el contrato para que el nuevo presidente le ponga la cifra que considere”, anunció Ramón Díaz poco antes de la finalización del torneo. El riojano estaría dispuesto a renegociar los sueldos suyos y de su hijo y ayudante de campo, Emiliano, aunque pediría que el resto de los colaboradores reciban una mejora en sus contratos. El DT no aceptaría que se acorte la extensión del vínculo como tampoco que algún integrante del staff deba alejarse.

Otros puntos a conversar serán: la lista de jugadores prescindibles, los refuerzos -pueden ser sólo dos- y el lugar donde el plantel realizará la pretemporada.