UFC calienta a Nueva Jersey antes del Super Bowl

Ricardo Lamas y Dominick Cruz tienen combates ese 1 de febrero
UFC calienta a Nueva Jersey antes del Super Bowl
Desde la izquierda, Dominick Cruz, Ricardo Lamas y Renan Barao, protagonistas de la acción de la UFC el próximo 1 de febrero.
Foto: Archivo

NUEVA YORK — El Super Bowl será la fiesta grande, pero no la única. Como complemento del máximo evento de la NFL del 2 de febrero, habrá boxeo de primer orden en Brooklyn y Manhattan; también un show de Artes Marciales Mixtas en Newark.

El sábado previo al Super Bowl -el 1 de febrero -será la cartelera 169 de UFC en el Prudential Center, de Newark, New Jersey, con dos peleas de título mundial. Y con dos hispanos como protagonistas.

Ricardo Lamas (13-2 MMA, 4-0 UFC) tratará de arrebatar el título al brasileño José Aldo (23-1 MMA, 5-0 UFC) en el combate semiestelar; y luego el campeón Dominick Cruz (19-1 MMA, 2-0 UFC) volverá al octágono tras un largo receso en una pelea unificatoria contra el brasileño Renan Barao (31-1 MMA, 6-0 UFC), campeón interino.

Cruz volverá al defender su título por primera vez desde octubre de 2011, cuando retuvo su cetro ante Demetrious Johnson. Poco después Cruz se lesionó la rodilla mientras era el ‘coach’ de la temporada 15 de ‘The Ultimate Fighter’ contra su enemigo Urijah Faber, que lo llevó dos veces al quirófano, al fallar la primera cirugía.

Mientras, Barao ganó el campeonato interino tras derrotar a Urijah Faber por decisión unánime en julio de 2012, en UFC 149, en Calgary, Canadá; y ha defendido su fajín temporal dos veces.

Cruz, de sangre mexicana, dijo que es “muy difícil” triunfar en UFC por la gran calidad de los deportistas.

“No importa si es el primer combate en UFC o si estás peleando por un título mundial”, indicó. “Cualquier pelea es como disputar un campeonato mundial porque todo el mundo es tan bueno”.

Este duelo será por su título y conoce las cualidades del peleador brasileño. “Su defensa es tan buena como su ofensiva”, destacó Cruz.

No obstante, dijo que tiene su plan de acción. “Ataco desde diferentes ángulos, uso estrategias diferentes para defenderme. Mi lucha también tiene diferente dinámica”, resumió. “Va a ser difícil para él, como va a ser difícil para mí… Va a ser una pelea para los aficionados”.

“Sé que es un buen deportista, es un muchacho fuerte, tiene buenos movimientos”, destacó Barao sobre Cruz. No obstante, el monarca interino dijo que está enfocado en prepararse al 100% en todas las áreas.

Confiesa que la parte más difícil es perder las libras que sube porque le encanta comer. Pero la recompensa es grande cuando llega el día de la pelea, “cuando llega es como un pequeño regalo”, manifestó sonriente.

Lamas, nacido en Chicago, de padre cubano y madre mexicana, para demostrar su orgullo por sus raíces, sube al octógono con las banderas de los dos países plasmadas en su ropa.

“Yo me siento muy orgulloso de ser latino, de ser mexicano y cubano, y me encanta ser un representante latino”, aseguró Lamas, de 31 años, quien peleará por su primer título mundial.

Ricardo dijo que “se enamoró” de las artes marciales mixtas cuando miró un video —de los hoy desaparecidos VHS— de UFC cuando tenía 11 años.

Al ser fanático de Bruce Lee, se inició en el Tae Kwon Do; en la escuela secundaria empezó a practicar la lucha grecorromana. “Era una transición muy fácil para mí”, señaló.

“Ahora voy a pelear por el título. Si yo puedo ganar el cinturón, es un sueño que he tenido desde que yo era niño”, declaró Ricardo, el último de seis hermanos, y todos varones, que peleaban todos los días, según comentó.

“En mi casa siempre había una pelea, peleábamos por todo, hasta por la comida. ¿Quién va a comer el último pedazo de pollo?”, recuerda entre risas. “Ahora sabe por qué soy peleador”.

Sus sueños de niño pueden hacerse realidad el 1ro. de febrero próximo.