Nuevo drama con Julia Roberts repite lo de siempre

Crítica de cine: No hay nada nuevo en 'August: Osage County', cuyo reparto lidera Meryl Streep.
Nuevo drama con Julia Roberts repite lo de siempre
Julia Roberts y Meryl Streep, en una escena de 'August: Osage County'.
Foto: The Westein Company

El hogar de Violet Weston (Meryl Streep) no es precisamente un lugar del que se pueda tener envidia. Después de la desaparición de su marido Beverly (Sam Shepard), la familia se reúne para averiguar qué ha sucedido.

Entre sus miembros, la hermana de Violet, Mattie Fae (Margo Martindale) y su marido Charlie (Chris Cooper), preocupados por el futuro de su hijo Charles (Benedict Cumberbatch); y las hijas de Violet, Barbara (Julia Roberts) —que está pasando por una complicada relación con su esposo Bill (Ewan McGregor) y su hija Jean (Abigail Breslin)—, Ivy (Julianne Nicholson) —que mantiene en secreto su nuevo romance—, y Karen (Juliette Lewis) —cuyo nuevo novio “ideal” es el mujeriego Steve (Dermot Mulroney)—.

Pero el drama de August: Osage County —clasificada R y que se estrena este miércoles— se concentra, al fin y al cabo, en Violet, en su posesiva forma de amar, en su irritante modo de expresar sus (escasos) sentimientos y en su irreverente estilo a la hora de comandar su propia vida.

Escrita por Tracy Letts (Mud) según su obra teatral, la película ha sido dirigida con notable falta de garra por John Wells, creador de series como The West Wing o E.R., quien parece fiarse demasiado, primero, de la letra impresa del guión (que carece de una estructura que otorgue al conjunto el “crescendo” dramático deseado), y después, de su extraordinario reparto.

Porque lo que logra que August: Osage County no se hunda en su repetitivo esquema de drama sobre una familia disfuncional (visto mil y una vez en títulos como American Beauty y Little Miss Sunshine. o clásicos como Ordinary People y Cat on a Hot Tin Roof) es, precisamente, el hacer de impecables intérpretes, que aguantan la odisea a la que son llevados sus personajes con aplomo y convicción.

Cabe citar a una sensacional Julia Roberts, una reveladora Julianne Nicholson (Boardwalk Empire), unos emotivos Chris Cooper y Sam Shepard, y la pareja del filme: unas impecables Meryl Streep y Margo Martindale (Million Dollar Baby).