Blatter arremete contra futbolistas que simulan faltas

El presidente de la FIFA advierte que este tipo de cosas son tratadas con desprecio en otras disciplinas deportivas
Blatter arremete contra futbolistas que simulan faltas
Joseph Blatter, presidente de la FIFA
Foto: EFE / archivo

Zurich.- El presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), el suizo Joseph Blatter, arremetió este jueves en contra de los futbolistas que simulan faltas, algo que espera erradicar.

“Este tipo de cosas son tratadas con desprecio en otras disciplinas deportivas, pero se ha vuelto una parte normal y aceptada del futbol de estos días”, lamentó el máximo mandatario del balompié.

“Aunque la simulación es increíblemente injusta y parece absurda cuando se ve una repetición, algunas personas la consideran inteligente. Para mí es profundamente irritante, en especial cuando un jugador (presuntamente) medio muerto vuelve a la vida tan pronto como abandona el terreno de juego”, criticó.

“La línea de banda parece haber adquirido poderes de recuperación que incluso los mejores especialistas médicos no pueden explicar”, continuó.

Y es que cuando los árbitros no caen en el “engaño”, el futbolista que hace unos instantes “agonizaba”, se levanta rápidamente para ayudar a su equipo.

En declaraciones tomadas de FIFA Weekly, Blatter comentó que esta situación la deben de solucionar justamente los árbitros, quienes no deben permitir este tipo de acciones y tienen la obligación de castigar a todo aquel que engañe.

“Las instrucciones son claras sobre este asunto: si un jugador está tirado en el suelo, el equipo rival no tiene que arrojar el balón fuera. El árbitro sólo debería intervenir si cree que se ha producido una lesión seria”, explicó.

“Cuando un jugador golpeado quiere regresar al campo de juego inmediatamente después de haber sido retirado, el árbitro puede hacer que espere hasta que la desventaja numérica haya tenido efecto en el juego”, recordó el titular de la FIFA.

“Acabar con este tipo de trampas es también una cuestión de respeto hacia los rivales y los aficionados y en último término, también una de respeto propio como profesional y modelo para los demás” puntualizó.