Porsche de Paul Walker iba a más de 100 millas

La pesquisa reveló que tras el impacto, el auto giró 180 grados, chocó contra un árbol y casi se partió por la mitad antes de estallar en llamas
Sigue a El Diario NY en Facebook
Porsche de Paul Walker iba a más de 100 millas
Paul Walker viajaba en un Porsche Carrera GT del 2005 cuando murió.
Foto: Archivo

La autopsia de Paul Walker y su amigo Roger Rodas ha revelado que el Porsche en el que viajaban iba a más de 100 millas por hora cuando chocaron contra un árbol el 30 de noviembre de 2013.

Asimismo, el cuerpo del actor quedó tan calcinado que ninguno de sus órganos se podían haber donado, según el informe obtenido por el portal TMZ.

El reporte indicó que Walker murió a causa de “los efectos combinados de las lesiones traumáticas y térmicas”, y que su cuerpo estaba acostado en posición supina en el asiento del pasajero en una “postura pugilística”, que es una posición defensiva en el boxeo, como si estuviera preparándose para el impacto.

El intérprete también sufrió decenas de fracturas, incluyendo por lo menos dos que fueron causadas por el intenso calor.

Los detalles de la muerte de Rodas son igualmente horrendos, ya que se indicó que él también se quemó espantosamente, y que sufrió una lesión en la cabeza que dejaba al descubierto su cerebro.

El informe, que además determinó que no había rastros de alcohol o drogas en los cuerpos, explica del mismo modo que tras el impacto el auto giró 180 grados, chocó contra un árbol y casi se partió por la mitad antes de estallar en llamas.

Walker encarnaba a Brian O’Conner en la saga de “Fast & Furious“, una serie de éxitos en el cine que ensalza las carreras de autos y el manejo imprudente.