Alejandro Sanz y Raquel Perera esperan su segundo hijo

La pareja le dará un hermano a Dylan, de dos años
Alejandro Sanz y Raquel Perera esperan su segundo hijo
Alejandro Sanz y Raquel Perera tendrán a su hijo a mediados de año.
Foto: AP / Archivo

El cantautor madrileño y su mujer, Raquel Perera, darán este año la bienvenida a un nuevo miembro de su familia, ya que como publica la revista ¡Hola!, la pareja espera su segundo hijo para la segunda mitad de 2014 y, de esta forma, se prepara para darle un hermanito al pequeño Dylan (2 años).

Con la llegada del bebé, Alejandro Sanz podrá presumir de una familia numerosa que también incluye a su primogénita Manuela -fruto de su relación con Jaydy Michel– y a su hijo Alexander, a quien tuvo durante su breve idilio con Valeria Rivera.

Aunque el matrimonio todavía no ha ofrecido detalles sobre los entresijos de su nueva aventura paternal, fiel a la discreción que les llevó a casarse en secreto hace casi dos años durante el bautizo de su hijo, Alejandro Sanz ya dejó entrever en su perfil de la red social Twitter que este año estaría lleno de sorpresas y proyectos que generaban en él una ilusión imposible de contener.

“Cierro el 2013 como si diera un portazo y abro 2014 como quien abre la ventana a una visita inesperada. Gracias por todo lo que me has dado y por mi gente buena”, escribió el intérprete en su espacio personal para recibir el año nuevo. “Tenemos que reírnos más, abrazarnos más y vivir como si no hubiera mañana”, publicaba poco después haciendo gala de su buen estado de ánimo.

Aunque el año pasado se vio sobrepasado por una gran carga de trabajo que incluyó el lanzamiento de su último disco, ‘La música no se toca’, el inicio de una maratoniana gira de conciertos por todo el mundo y numerosos actos públicos que rindieron homenaje a su ilustre carrera, el astro de la música siempre dejó muy claro que su familia constituía su máxima prioridad y, por ello, no dudó en aprovechar sus escasos ratos libres del pasado verano para llevarse a sus tres hijos a las playas de Miami.

“Los chicos viven todos con sus madres, pero siempre que podemos hacemos cosas todos juntos. El verano pasado, por ejemplo, Alexander lo pasó conmigo. Siempre intento que estemos unidos, ya que somos una familia normal a pesar de las circunstancias”, confesaba anteriormente a la edición española de Vanity Fair.