Preso por amenaza en Facebook a alcalde gay de Seattle

Mitchell Munro Taylor fue retenido bajo sospecha de dos cargos de acecho cibernético y dos de acoso malintencionado

SEATTLE — Un hombre de 32 años acusado de amenazar al alcalde Seattle, quien es abiertamente gay, y a una concejal socialista en mensajes publicados en Facebook se mantenía detenido el viernes bajo una fianza de $600,000.

Mitchell Munro Taylor, residente de la ciudad, fue arrestado el jueves por la noche, dos días después que el personal del alcalde Ed Murray encontró más de 20 mensajes amenazantes enviados desde la cuenta del hombre a la página de Murray en la red social, muestran documentos judiciales.

Uno de los mensajes dice: “Alcalde, le presento a Harvey Milk”, una referencia al activista de los derechos de los homosexuales y miembros de la Junta de Supervisores de San Francisco, asesinado a tiros en 1978, reportó el diario The Seattle Times.

Otro mensaje enviado a la página del funcionario lee: “Muerte al concejal socialista”. Kshama Sawant es la primera concejal socialista en la historia moderna de Seattle. Aunque no la mencionó directamente por su nombre, la Policía piensa que Sawant era el objetivo de ese mensaje.

Taylor fue retenido bajo sospecha de dos cargos de acecho cibernético y dos cargos de acoso malintencionado.

El viernes, el abogado defensor Eric Lindell indicó al juez Arthur Champan, del Tribunal de Distrito del Condado King, que su cliente padece del síndrome de Asperger, una forma de autismo. Agregó que el acusado no ha estado tomando sus medicamentos y pidió que la fianza se fijara en $10,000. El fiscal adjunto Gary Ernsdorff solicitó una fianza de $1 millón.

Taylor vive con sus padres y trabaja para “una compañía aeroespacial”, reveló Lindell. El Times reportó que el hombre no tiene antecedentes penales.

Según una declaración jurada presentada al tribunal, el alcalde le dijo a la Policía que los comentarios eran muy ofensivos y que consideraba que algunos eran amenazas de muerte. El mismo documento expresa que Sawant le dijo a las autoridades que estaba preocupada por su seguridad y la de su familia.