Familia de Jenni Rivera traiciona su “Love Foundation”

La fundación que la cantante creó para ayudar a mujeres abusadas, niños y enfermos es ahora una tienda que vende sus productos
Familia de Jenni Rivera traiciona su “Love Foundation”
Jenni creó 'Jenni Rivera Love Foundation' tras enfrentar el abuso de su exmarido José Trinidad Marín.
Foto: Archivo

A poco menos de 14 meses del fallecimiento de Jenni Rivera, la fundación de la estrella grupera fue olvidada por los miembros de su familia, quienes en los recientes cambios de posesión de las empresas de la cantante, dejaron intacto el organismo altruista, a tal grado que la intérprete aún aparece como presidenta.

Información obtenida por BASTA! a través de la Oficina de Corporaciones y Marcas del estado de California, indica que, contrario a lo que en su momento dio a conocer Rosa Amelia Rivera Flores, hermana de la llamada Diva de la banda, en el sentido de que ella (Amelia) aparece sólo como presidenta de las empresas denominadas Jenni Rivera Enterprises y Jenni Rivera Fashion, al tiempo que la empresa denominada Jenni Rivera Love Foundation, mantiene como su presidenta a quien en vida llevara el nombre de Dolores Janney Rivera.

Es decir, únicamente se actualizaron los registros de las asociaciones comerciales valuadas en alrededor de $20 millones y no así la entidad solidaria.

La Jenni Rivera Love Foundation aparece como una empresa “activa” en la base de datos antes referida.

Sin embargo, tal parece que el panorama real es otro. El sitio web del organismo, albergado en la dirección electrónica jenniriveralovefoundation.com, sustituyó su contenido altruista por la venta de las marcas de la cantante como el disco Jenni Rivera 1969-Siempre, En Vivo desde Monterrey, el perfume de la artista y el tequila La Gran Señora.

La versión solidaria del sitio ha sido eliminada en forma total.

De esta manera, el sueño por el que la también hermana de Lupillo Rivera trabajó durante al menos seis años, a favor de madres solteras, mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, enfermos de cáncer y niños desamparados, quedó en el olvido.

La historia de irregularidades no termina ahí. Según la misma Oficina de Corporaciones y Marcas de California, las empresas denominadas La Señora y La Gran Señora, dedicadas a la comercialización del tequila del mismo nombre, mantienen su registro en estado “caduco”.

El documento revela que la empresa La Gran Señora, albergada en la referida oficina con el número de serie 85340464 y registrada a nombre de la empresa Jenni Rivera Enterprises, mantiene un estatus de “abandono”. La misma situación ocurre con la empresa La Señora, cuyo número de serie es 85340454. El documento señala que las empresas tienen su domicilio en la ciudad de Ventura, en California, y que el giro de estos es el tequila.

A pesar de lo anterior, la bebida denominada La Gran Señora continúa a la venta en la ciudad de Los Ángeles y a través de internet.