Se “pierden” los informes de matanzas de El Salvador

Funes dice que "ya no se tienen" informes militares de matanzas en guerra civil de doce años en El Salvador

Guía de Regalos

Se “pierden” los informes de matanzas de El Salvador
Familiares junto a los ataúdes con los restos de 41 personas asesinadas por el ejercito salvadoreño durante la llamada "Masacre de la Quesera y otros lugares", en octubre de 1981 y donde se presume que murieron unas 500 personas, durante la sepultura el jueves 28 de diciembre de 2006, en el cantón La Quesera, departamento de Usulután, en San Salvador.
Foto: Archivo / EFE

SAN SALVADOR.- El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, aseguró hoy que los informes sobre al menos dos matanzas ocurridas durante la guerra civil (1980-1992) no se pueden dar a familiares de víctimas y organismos que la piden porque “ya no se tienen” en los archivos militares.

Familiares de las víctimas de las matanzas Tenango-Guadalupe, en el departamento de Cuscatlán, y la de San Francisco Angulo, en San Vicente, ambos en la zona central del país, solicitaron en octubre pasado al Ministerio de la Defensa a través del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) información sobre estas masacres.

El 23 de noviembre, el Ministerio emitió una resolución asegurando que dicha información era “inexistente”, por lo que los solicitantes apelaron ante el IAIP, dijo a periodistas recientemente Helí Jeremías Hernández, del Centro para la Promoción de los Derechos Humanos “Madeleine Lagadec”, que lleva el caso.

El 10 de enero pasado, el IAIP decretó en una audiencia inspeccionar vía judicial los archivos generales del Ministerio de Defensa para verificar si en verdad no existen los archivos de los casos solicitados.

Funes argumentó este martes en declaraciones a periodistas que el ministro de la Defensa, David Munguía Payés, le explicó “que esos registros ya no se tienen”.

Reconoció que la ley faculta al IAIP a tener acceso a archivos cuando una institución del Estado se niega a darlos.

Sin embargo, destacó que “hay cierto tipo de archivos que por ley misma del IAIP no son del escrutinio público, no son del escrutinio ciudadano, y esos archivos tienen que ver con la seguridad, con la inteligencia y con la defensa nacional”.

Por lo tanto, “si esos archivos él (Munguía Payés) se los entrega al Instituto, para que el Instituto compruebe que no están allí los datos que ellos andan buscando, sencillamente expone esos archivos al control ciudadano, al escrutinio público y la ley le prohíbe (…) hacerlo. Entonces, él está trabajando en función de la ley”, justificó el mandatario.

Las matanzas de Tenango-Guadalupe y la de San Francisco Angulo fueron ejecutadas por miembros del Ejército salvadoreño entre 1981 y 1983, según el Centro para la Promoción de los Derechos Humanos “Madeleine Lagadec”, que no precisó el número de víctimas.

Durante los 12 años de conflicto armado en este país centroamericano se cometieron diversas matanzas, la mayoría ejecutadas por el Ejército salvadoreño, según organismos de derechos humanos.