FBI rescata a 16 menores prostituidos en el Super Bowl

Los padres de algunos de estos menores los habían reportado como desaparecidos
FBI rescata a 16 menores prostituidos en el Super Bowl
Foto: Shutterstock

Washington, 4 ene – Las autoridades estadounidenses se hicieron cargo de 16 menores que se prostituían durante la celebración, el pasado fin de semana, de la final del Super Bowl, informó hoy la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

La policía federal indicó que, en cooperación con más de otras 50 agencias policiales, también se detuvo a 45 proxenetas y sus compinches, “algunos de los cuales dijeron que habían viajado de otros estados a Nueva Jersey con el propósito específico de prostituir mujeres y niños en el Super Bowl”.

“Los acontecimientos especiales, de alta visibilidad y que atraen grandes multitudes se han convertido en oportunidades lucrativas para los criminales que manejan la prostitución infantil“, señaló en un comunicado Ron Hosko, director asistente de la División de Investigación Criminal en el FBI.

Los menores recuperados durante las operaciones policiales en torno al Super Bowl tienen entre 13 y 17 años y entre ellos hay estudiantes de escuelas secundarias y menores cuyas familias habían denunciado su desaparición.

El comunicado del FBI, sin dar más detalles, señaló que la acción policial resultó en la recuperación de víctimas del tráfico humano internacional.

“En el curso de la operación, los especialistas del FBI en atención a las víctimas dieron a 70 mujeres y menores servicios tales como comida, ropa y referencias para clínicas de salud, albergues y otros programas”, agregó.

En 2003 la FBI estableció la llamada Iniciativa Nacional de Inocencia Perdida, en colaboración con el Departamento de Justicia y el Centro Nacional para Menores Perdidos y Explotados, a fin de encarar el problema creciente de la prostitución infantil.

Desde entonces, según la agencia, las autoridades han recuperado más de 3,100 menores. Las investigaciones y 1,400 condenas resultantes han llevado a sentencias de prisión prolongadas, incluidas 11 condenas a prisión de por vida y la confiscación de más de $3.1 millones de dólares en activos.