Acusado por estafar a inmigrantes en Manhattan

Jorge Molina cobraba $3,000 por tramitar documentos falsos de inmigración

Manhattan – Cayó otro pícaro que se aprovechaba de los inmigrantes. Jorge Molina fue acusado ayer en la corte de Manhattan de una trama para cometer fraude, hurto, robo identidad y falsificación.

Molina, de origen peruano y doble nacionalidad peruano-estadounidense, utilizó el nombre de la abogada Marie Elena First, quien le tramitó su estatus migratorio, para, pretendiendo trabajar con ella, gestionarles su estatus a otros inmigrantes a cambio de $3,000.

Utilizando sus conocimientos como técnico de informática, cuidó todos los detalles que hacían creíble su historia: proporcionó a sus víctimas recibos detallados por sus servicios y, cuando comenzaron a sospechar, los acalló presentándoles formularios tramitados con Inmigración.

Incluso falsificó un correo electrónico de la abogada y un recibo por servicios realizados en un bufete, y se los presentó a las víctimas como prueba de sus gestiones. Aun así, una de ellas llamó a la abogada, “que no sabía nada de lo que el acusado estaba haciendo”, informó la fiscal Mayerling Rivera durante la presentación de cargos ante el juez Robert M. Stolz.

La fiscal indicó a Stolz que están investigando otras denuncias de fraude contra el acusado, algunas no relacionadas con inmigración, y que en los próximos meses las incorporarán al caso. Si usted o alguien que conoce ha sido estafado por Molina, funcionarios de la fiscalía de Manhattan quieren que los llame, sin importar su estatus migratorio, al (212) 335-3600.

Molina se declaró inocente de los cargos y su abogado, Mitchell B. Maier, indicó al juez que tenían “un acuerdo civil con tres supuestas víctimas”, al que habían llegado antes de saber de los cargos.

El juez fijó una fianza de $25,000 y la próxima comparecencia para el 21 de marzo.