Maduro “rectifica” y reactiva permiso a CNN en Venezuela

A su vez el líder opositor Henrique Capriles indicó que las protestas callejeras contra el Gobierno seguirán esta semana
Maduro “rectifica” y reactiva permiso a CNN en Venezuela
Patricia Janiot también denunció que ella y su productora habían sido "hostigadas" en el aeropuerto en Caracas.
Foto: Archivo

Caracas – El Gobierno venezolano reactivó las credenciales de prensa de los dos miembros de la corresponsalía de CNN en Venezuela, la periodista Osmary Hernández y un camarógrafo, informó este domingo una fuente de la cadena.

Una fuente de CNN confirmó que la reactivación de las credenciales por parte del Ministerio de Comunicación e Información (Minci) alcanza a Hernández y a un camarógrafo del canal, personal permanente del canal en Venezuela.

La periodista había indicado a través de la red social Twitter que “tras la Rueda de prensa de @NicolasMaduro nos llamaron del Minci para activar nuevamente nuestras acreditaciones”.

CNN informó el viernes que el Gobierno había comunicado a Hernández que le había sido revocado el permiso de trabajo “como corresponsal acreditada”, una medida que también afectó a la presentadora Patricia Janiot, a la productora de esta y a Rafael Romo, de CNN Internacional.

Janiot denunció posteriormente en un mensaje a través del canal que ella y su productora habían sido “hostigadas” en el aeropuerto.

Osmary Hernández y un equipo de CNN Internacional asistieron, sin embargo, a la rueda de prensa que ese mismo día dio el presidente, Nicolás Maduro, en el palacio de Miraflores.

Maduro insistió ese día en sus críticas a la cobertura sobre su país de CNN en Español al pidió “equilibrio” y que “rectifique” y defendió la apertura de un expediente por parte de la entidad reguladora del espacio radioeléctrico contra ese canal.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) respondió criticando con dureza al Gobierno de Venezuela por impedir la labor informativa de CNN en el país y denunció que “la libertad de prensa” en Venezuela “ha prácticamente desaparecido”.

El canal estadounidense no es la primera cadena de televisión en sufrir la presión de Maduro, que habitualmente critica a los medios de comunicación cuando no está de acuerdo con sus coberturas o informaciones.

El pasado 12 de febrero, el Gobierno venezolano sacó de las operadoras de cable al canal informativo colombiano NTN24, al que acusó de generar “zozobra” con su cobertura de las protestas que sacuden al país.

Venezuela vive desde hace varios días marchas, que han derivado en algunos puntos en enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y grupos que protestan contra las políticas del Gobierno, con un saldo de diez muertos, decenas de heridos y detenidos.

Por otra parte, el líder opositor y excandidato presidencial venezolano Henrique Capriles dijo este domingo que “las protestas seguirán” hasta que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro atienda las demandas de los manifestantes.

“Ayer (en varias ciudades) millones te dieron un mensaje Nicolás: son pacíficos pero no pendejos, las protestas seguirán hasta que atiendan sus planteamientos”, escribió Capriles en la red social Twitter.

La principal demanda de las manifestaciones contra Maduro, que se han intensificado desde el pasado 12 de febrero, apunta a que renuncie a la jefatura del Estado, a lo cual, según Capriles y otros opositores, no contribuyen quienes recurren a protestas violentas.

El también gobernador del estado Miranda, que abarca algunas zonas de Caracas, también recurrió este domingo a Twitter para aludir a algunas de las “más de 500 denuncias por excesos y represión brutal” que dijo han sido formalizadas contra las fuerzas de seguridad.

“Juan Manuel Carrasco, víctima de violación, Carabobo (consta en expediente) ¿Qué dices de esto Nicolás? Por algo te llamaron mentira fresca”, escribió Capriles en otro mensaje en la misma red social.

Maduro ha negado que la represión excesiva y la violación de los derechos humanos sea una política de Estado y el sabado pidió a Capriles y a otros líderes opositores que condenen expresamente el uso de la violencia en las protestas y que no se limiten a pedir que cesen.

Capriles confirmó que este lunes concurrirá al palacio presidencial para atender un llamado de Maduro a una reunión con autoridades regionales, independientemente de si son afines o detractores de su Gobierno, aunque alertó que no aceptará “monólogos” presidenciales.

Venezuela cumple once días de manifestaciones a favor y en contra de Maduro tras una marcha pacífica de opositores y estudiantes que el pasado 12 de febrero acabó con hechos de violencia y un saldo de tres muertos por los que han sido detenidos varios funcionarios públicos.

Hasta el momento se contabilizan diez muertos en incidentes relacionados con las protestas, que han dejado, además, más de 130 heridos y decenas de detenidos.