EEUU bloqueó algunos canales financieros de “El Chapo”

La inclusión de “El Chapo” en la “lista negra” del Departamento del Tesoro en 2001 ayudó a cerrarle las puertas del sistema financiero en este país.
Sigue a El Diario NY en Facebook
EEUU bloqueó algunos canales financieros de “El Chapo”
Imágenes del traslado de "El Chapo" Guzmán al Centro Federal de Readaptación Social Número 1 "Altiplano" en el Estado de México.
Foto: Getty Images

Washington, D.C. – La mano invisible del Departamento del Tesoro también contribuyó a la captura del narcotraficante sinaloense Joaquín “El Chapo” Guzmán, al estrechar un cerco contra sus bienes y canales financieros en Estados Unidos.

Aunque el cartel de Sinaloa tiene “tentáculos” e influencia que se extienden por decenas de países, la inclusión de “El Chapo” en la “lista negra” del Departamento del Tesoro en 2001 ayudó a cerrarle las puertas del sistema financiero en este país.

Se trata del Acta para la Designación de Narcotraficantes Extranjeros de 1999, una especie de “lista negra” que permite a la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro congelar los bienes de presuntos narcotraficantes y les prohíbe cualquier tipo de negocio o transacción financiera con ciudadanos estadounidenses.

Guzmán, de 56 años, fue colocado en esa lista en 2001 y es, además, requerido en al menos siete jurisdicciones en EE.UU. por distintos cargos relacionados con el narcotráfico.

Su imperio de drogas, claro está, cuenta con miles de millones de dólares, pero la presión financiera que ejerce la OFAC contribuye a interrumpir sus operaciones en EE.UU. La OFAC no precisó cuántos bienes vinculados con “El Chapo” han sido congelados en este país.

La designación e inclusión en la lista de OFAC “sirve para exponer a estos carteles de la droga, a sus líderes y los medios que usan para mover el dinero y llevar a cabo sus operaciones”, explicó a La Opinión una portavoz del Departamento del Tesoro, que pidió el anonimato.

“A través de estas designaciones, hemos ayudado a interrumpir sus operaciones y a cortarles acceso al sistema financiero estadounidense”, agregó.

Para celebrar su papel en el caso, el Departamento del Tesoro colgó hoy en su cuenta de Twitter un cronograma con las designaciones contra el cartel de Sinaloa entre 2007 y 2014, y su labor conjunta con México para desmantelar a la organización criminal.

En el caso de “El Chapo”, la OFAC ha logrado mantener la presión financiera a través de sanciones, como parte de sus esfuerzos por acabar con el poder y la impunidad del cartel.

Esa asfixia económica contra los carteles de la droga internacionales comenzó durante la presidencia de Bill Clinton.

El Acta en cuestión permite no solo congelar los bienes sino también imponer sanciones a empresas que, a sabiendas, continúan haciendo negocios con narcotraficantes.

Se calcula que desde 1999, el gobierno de EE.UU. ha impuesto sanciones contra más de 1,300 individuos y empresas que tienen algún vínculo con los narcos.

Para el exagente de la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA), Michael S. Vigil, el gobierno mexicano ha hecho “una gran labor” en la confiscación de bienes de “El Chapo” en México, que incluye “numerosas casas, ranchos y otros bienes”.

El reto, agregó, es asegurar que “El Chapo”, “responsable de miles de muertes a través de la distribución de drogas, y de tanta violencia, no pueda nunca más salir de prisión”.

“El Chapo” también debería ser extraditado a EE.UU., para que en México “no pueda seguir intimidando a jueces o a guardias de prisión, o seguir sobornando”, agregó Vigil.

En adelante, la otra misión ineludible, según Vigil, es neutralizar y desmantelar al cartel de Sinaloa, como ha ocurrido con otros carteles de México y Colombia.