La tradición de Cibao Meat Products

La tradición de Cibao Meat Products
La compañía Cibao Meat Products tiene planeado expandirse a Nueva Jersey.
Foto: suministrada

NUEVA YORK — Fundada por Siegfried Vieluf, “Don Filo”, en 1969 en un pequeño local de Washington Heights, la compañía de embutidos Cibao Meat Products es hoy todo un símbolo del sabor hispano en Nueva York, y cuenta con una fábrica en El Bronx con más de 70 empleados directos y más de 200 empleados indirectos.

En sus inicios se dedicó a promover sus productos en el mercado hispano local, pero actualmente sus marcas son reconocidas y solicitadas en todo Estados Unidos.

El gerente de la empresa, arquitecto Julio Gaspar Isidor, expresó su satisfacción al evaluar el crecimiento y logros obtenidos a través de 45 años en el mercado, “manteniendo una reputación excelente, la cual le ha permitido a Cibao Meat Products que sus embutidos puedan ser adquiridos en importantes corporaciones internacionales como Costco, BJs, Jetro, Western Beef, Food Basic, entre otras”.

El crecimiento ha sido tan grande que la empresa compró recientemente un local con 74,000 pies cuadrados y cuatro acres de terreno en el estado de Nueva Jersey, donde tiene proyectado construir una nueva y moderna planta con tecnología punta.

“Actualmente el local de Cibao Meat Products no es suficiente para satisfacer la creciente demanda de los consumidores”, dijo Isidor. “Pensamos abrir a mediados del año próximo”.

Al hablar de su padre fallecido en 2006, Lutzi Vieluf , quien lleva diez años presidiendo la empresa, dijo que él le enseñó “que debemos trabajar con disciplina y honestidad, sin engañar a nadie, ofreciendo el mejor servicio que podamos”.

“Él nos crio con una disciplina más bien militar respecto al trabajo y la producción. La fórmula de su éxito se resume en tres palabras: trabajo, trabajo y trabajo”, agregó Lutzi.

Siegfried Vieluf fue un pionero en la fabricación de embutidos en la República Dominicana. Según reveló Isidor, don Filo fue un alemán experto en embutidos, contratado por la familia Dajer, de Santiago, la cual importaba de Argentina el salami que vendía en la isla con la marca Dajer.

“Don Filo luego se casó con la dominicana Ligia Cabrera, prima de los Dajer, y tuvo la familia que hoy día es propietaria de Cibao Meat Products”, dijo Isidor.

Para mantener en alto su slogan de “Tradición de Calidad”, las labores en la empresa comienzan a las 6 a.m., después que un inspector del Departamento de Agricultura supervisa que todo esté debidamente higienizado y que las maquinarias que se utilizan han sido desinfectadas.

“Estamos abiertos a inspecciones durante las 24 horas y hasta ahora, gracias a Dios y al cuidado de nuestro personal, nunca hemos tenido ningún problema”, aseguró Lutzi.

De acuerdo con Cibao Meat Products, el norte de la empresa ha sido siempre asegurar que se haga un producto de calidad, dar buen servicio, retribuir a la comunidad que siempre la ha apoyado, y mantener la empresa como líder en el mercado.

En su periodo de gestión, Lutzi ha puesto a la disposición de los consumidores el Salami del Pueblo, reestructurado el Salami Checo y lanzado la línea “Don Filo”, en honor a su padre.

La línea también cuenta con productos como Arenquelami, un embutido de carne de cerdo, ternera y arenque ahumado, además de Salami de Pollo, Jamonada de Pavo y la tradicional longaniza casera, basada en una vieja receta de Don Filo. Recientemente ha reformulado el Campesino Salami Especial, que ahora viene sin gluten.

En los últimos cinco años, Cibao Meat Products ha incrementado el crecimiento en etiquetas privadas. En la actualidad están trabajando con seis compañías, elaborando más de 25 productos diferentes. Lutzi dijo que las “Etiquetas Privadas” vienen a Cibao Meat Products porque “saben que tienen garantizada la misma calidad e higiene que caracteriza a todos nuestros productos”.