Retirada de quesos por posible contaminación con listeria

La empresa Roos Foods investiga -bajo la dirección de la FDA- dónde estaría el origen del problema
Retirada de quesos por posible contaminación con listeria
Una de las variedades que debe ser retirada de cualquier hogar.
Foto: Roos Foods

Nueva York – La compañía Roos Foods, especializada en productos lácteos populares en el mercado hispano, ha retirado todos los lotes de varias de sus marcas de queso por una posible contaminación de Listeria monocytogenes. Este es un organismo que puede causar infecciones serias y a veces fatales.

De hecho, la cepa de listeria encontrada en estos productos es la misma que las autoridades del Centro de Control de Enfermedades han verificado que causaron un fallecimiento -en California- y la hospitalización de otras siete personas, todas latinas.

Los enfermos fueron diagnosticados entre agosto y noviembre de 2013 tanto en California como en Maryland. La enfermedad afectó a embarazadas y sus hijos y a otras personas adultas.

Los quesos retirados por el potencial riesgo para la salud son los de la marca Mexicana, Amigo, Santa Rosa de Lima y Anita. La empresa Roos Foods, que tiene su centro de producción en Kenton, Delaware, ha cesado la producción y distribución de los productos. Al mismo tiempo, sigue investigando la raíz del problema en unión a expertos de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés). El Diario La Prensa hizo varias llamadas a la empresa, pero éstas no fueron contestadas.

En el caso de personas sanas, la listeria puede provocar:

  • Dolor de cabeza

  • Rigidez

  • Náuseas

  • Dolor abdominal

  • Diarrea

  • Abortos involuntarios

Los quesos de Roos Foods, fueron distribuidos en Maryland, Virginia y Washington D.C. a través de minoristas.

Las autoridades de la FDA recomiendan que en caso de que se tengan algunos de estos productos en su casa los destruyan. Las temperaturas normales en los frigoríficos favorecen el crecimiento de la listeria monocytogenes. Cuanto más tiempo pase en este ambiente más posibilidades tiene de contaminar otras comidas.

Los consumidores deben limpiar sus frigoríficos y los utensilios que hayan usado para preparar estos quesos utilizando agua caliente y una cucharada de cloro por galón. Las manos también han de lavarse con agua caliente y jabón al menos 20 segundos antes de tocar la comida.