Grandes leyendas de México: Ignacio Trélles

El considerado mejor técnico en la historia del fútbol mexicano está por cumplir los 98 años de edad

Grandes leyendas de México: Ignacio Trélles
Ignacio Trélles es considerado el mejor técnico mexicano de todos los tiempos
Foto: Mexsport / archivo

La vida rebota como el balón de futbol, y si el deporte más popular en México pudiera resumirse en una persona, sería en don Ignacio Trélles, uno de sus principales constructores, que está por cumplir 98 años de edad y que se puede considerar una leyenda viva.

El estratega más polémico nació en Guadalajara, Jalisco, el 31 de julio de 1916. Era un medio interior de la época del romance en el balompié azteca, a inicios de los años 40, con mucha dinámica, según él mismo ha contado. Su equipo era el Necaxa de los años 30 y 40. Pero en el inicio de la época profesional pasó al América, en ese entonces un equipo que no tenía campos propios para entrenar y los pedía prestados, aunque por primera vez supo lo que era viajar en avión al visitar con esta escuadra las diferentes plazas del interior del país.

Integraba al Atlante cuando, en 1947, en un partido contra el Marte, chocó con el guardameta oponente, Ángel ‘Pulques’ León, quien le fracturó tibia y peroné, en una época donde la medicina deportiva era incipiente, quedando obligado a un retiro prematuro un año después. Así que, en contraste, empezó muy temprano su carrera como director técnico, donde ha sido el más ganador de todos los tiempos, pues conquistó siete coronas de Liga en torneos anuales, como él mismo lo ostenta con una sonrisa.

Como estratega, hizo campeones al Marte en 1953-54, al Zacatepec (que había hecho monarca de Segunda y lo ascendió al máximo circuito) en 1954-55 y 1957-58; al Toluca lo condujo al Bicampeonato en 1966-68 y luego fue al Cruz Azul para contribuir con otro ‘Bi’ para La Máquina Campeonísima de los 70, de 1978 a 80 (con Raúl Cárdenas habían sumado tres Títulos al inicio de la década).

Para el gran estratega también queda la marca de más juegos dirigidos como técnico del Tri, con un total de 177, y él era técnico cuando México conquistó su primer punto en Mundiales, que fue en el 1-1 final contra Gales en Suecia 58.

El viejo sabio también ha sido padre de algunas frases famosas como: “Un técnico debe tener las maletas listas”.

En una ocasión, en 1973, no le salían las cosas a sus entonces pupilos del Puebla en un partido de Liga contra el América, aunque su equipo ganaba 3-2 pero cerca estaban de empatarle. Entonces, se metió a la cancha caminando para interrumpir las acciones durante 15 minutos, puesto que el árbitro peruano naturalizado mexicano Arturo Yamasaki no podía echarlo del terreno de juego a pesar de haberlo expulsado, y sólo discutía con él. Como esto sucedió en los minutos finales, el partido se suspendió y en represalia la Federación Mexicana de Fútbol ordenó que se repitiera y, ganó nuevamente la escuadra poblana, también por 3-2.

En fin, éste es don Nacho, que ha crecido con el Viejo Siglo… y lo que va del actual.