Hallan bacteria en quirófano de RD

Santo Domingo — El Ministerio de Salud Pública detectó la presencia de la bacteria pseudomona en el quirófano de la clínica Doctores Lima-Mejía Cirugía Plástica, donde fue intervenida una dominicana residente en Nueva York que resultó con los senos destruidos por una infección.

La información la ofreció el director de Habilitación de Salud Pública, doctor Ramón Pérez Céspedes. El funcionario dijo que el ministerio prohibió a los cirujanos Luis Lima Vargas y José Miguel Mejía, utilizar el quirófano en donde practicaron una lipoescultura y un implante de senos a Leticia Peña, de 40 de edad.

Pérez Céspedes indicó que las autoridades sanitarias también intervinieron para fines de investigación el quirófano del Centro Médico Vista Jardín en donde ejerce el cirujano Lorenzo Guillermo. En el consultorio del profesional de la medicina, ubicado en el sótano, se sometió a una liposucción la puertorriqueña Beverly Ann Brigoni, quien falleció días después de la intervención.

“Realizamos inspecciones en ambos centros y procedimos al cierre de los quirófanos, ya tenemos el resultado micro biológico de uno de ellos (Lima-Mejía) y estamos a la espera del otro. Se les prohibió a los médicos operar en los quirófanos”, indicó Pérez Céspedes en declaraciones a El Diario/La Prensa.

La clínica Lima-Mejía está ubicada en la calle Bonaire, número 85, en el Ensanche Ozama, en la zona este de la capital, mientras Vista del Jardín se localiza en el Distrito, frente al Jardín Botánico Nacional.

La dominicana Leticia Peña declaró que se sometió a una cirugía en Lima-Mejía y la despacharon al día siguiente. En Nueva York tuvo que ser sometida a cirugía de emergencia el 9 de agosto en el Hospital Saint John. “Me retiraron los implantes y extrajeron 600 miligramos de pus. Pasé seis meses consumiendo fuertes antibióticos”, declaró. “Mis senos quedaron destruidos, las cicatrices son terribles”, dijo.

El director de Habilitación del Ministerio de Salud Pública insistió en que las autoridades investigan todas las clínicas de cirugía estética. Sin embargo, atribuyó algunas informaciones de prensa a la intención de otros países de dañar a República Dominicana como zona de turismo de salud.

“Está pasando en Brasil, en Colombia. Ahora en República Dominicana, el gran problema que tiene es que le ha creado mucha competencia a nivel internacional.

Pero le estamos ‘metiendo manos’ (inspeccionando) a todos los centros que hacen cirugías plásticas y si encontramos que hay un centro que está dedicado a hacer cirugía plástica sin el aval, lo vamos a clausurar”, dijo.