Tres escuelas charter exitosas en NYC

Los planteles destacan por cumplir con los estándares básicos de aprendizaje
Tres escuelas charter exitosas en NYC
La Family Life Academy Charter School (FLACS), que abrió sus puertas en 2001, es una de las charter más exitosas.
Foto: EDLP

NUEVA YORK — De las 183 escuelas charter que hay en la ciudad, más de las dos terceras partes comparten instalaciones con otras escuelas en edificios del Departamento de Educación (DOE). Pese a que la administración del alcalde Bill De Blasio se ha posicionado en contra de que sigan dentro de estos planteles, hay un algo que nadie puede negar: las escuelas charter se han caracterizado por un desarrollo académico de calidad.

El mismo DOE ha dicho que las charter fueron establecidas, entre otras cosas, para proporcionar a las familias un mayor número de opciones escolares de alta excelencia.

Estas escuelas autónomas son gratis, están abiertas al público en general, y fomentan prácticas pedagógicas novedosas en las que la comunidad y los padres participan y toman decisiones. Los centros son evaluados regularmente por las calificaciones de sus alumnos.

Datos del Centro Nacional de Estadísticas de Educación (NCES) señalan que estas escuelas tienen mayor proporción de menores hispanos, afroamericanos y nativos americanos matriculados. En las charter de la ciudad, el 92% del alumnado es latino y afroamericano.

La canciller de Educación, Carmen Fariña, dijo que su respaldo a las escuelas charter dependerá “de lo bueno que traigan al sistema”.

Y tal parece que es eso, precisamente, lo que han traído la gran mayoría de las charter. Una de las más exitosas es la “Family Life Academy Charter School”(FLACS), que abrió sus puertas, en 2001, con 100 estudiantes de kínder y primer grado, y, actualmente, sirve a 460 estudiantes de kínder a octavo grado, el 80% hispano. Tienen 26 estudiantes por clase, manejan un presupuesto de $7 millones para dos escuelas, y ya le aprobaron otra charter que abrirá en septiembre.

Para el fundador de FLACS, el reverendo doctor Raymond Rivera, el avance de la escuela se debe “a la visión que nos movió a mejorar la educación en nuestro vecindario, bajo la creencia de que nuestros niños latinos y afroamericanos tienen el mismo potencial que los demás niños”.

Francisco Lugoviña, otro de los fundadores del plantel y presidente de la Junta Escolar, dijo que FLACS también se preocupa por integrar a la familia en la educación de los niños, “y crear la base espiritual y moral de los menores”.

FLACS, situada en el 14 de la calle 170 Oeste, en El Bronx, tiene la misión de darles a los estudiantes las herramientas y conocimientos para que puedan alcanzar altos estándares. Cada salón de clases está equipado con pizarras inteligentes y los estudiantes interactúan con la tecnología diariamente.

El último reporte de desempeño estatal (New York State Report Card) indica que, en el examen estatal de inglés (English Language Arts, ELA), el 100% de los estudiantes de octavo grado cumplió los estándares básicos de aprendizaje. El 71% obtuvo índices de 3 y 4, por encima del promedio estatal, que fue de 50%.

En matemáticas, el 100% de los estudiantes cumplió los estándares básicos de aprendizaje y el 94% obtuvo índices de 3 y 4, mientras el promedio estatal fue de 61%.

Otra escuela charter destacada es “Our World Neighborhood Charter School” (OWNCS), localizada en el 36-12 de la avenida 35, en Queens. Desde su fundación en 2002, esta escuela primaria e intermedia ha visto crecer su matrícula en más de 700 estudiantes. El 42% es hispano y el 10% afroamericano.

En 2007 y más recientemente en 2012, a OWNCS le fue concedida la renovación sin condiciones por cinco años por el “SUNY Charter Schools Institute”, uno de los organismos autorizados que las evalúan anualmente, a los cuales el estado les otorga el poder para crear o renovar los contratos de estas escuelas.

Brian Ferguson, director de OWNCS, indicó que el éxito de su escuela se debe a que cuentan con maestros que presentan desafíos a los estudiantes, tienen excelentes recursos y “están realmente enfocados en cómo poder ayudar a los menores a alcanzar sus metas académicas”.

“Nosotros dedicamos mucho tiempo en ayudar a estudiantes con problemas de lectura y matemáticas”, explicó Ferguson.

El reporte de desempeño estatal de OWNCS indica que en el examen estatal de inglés el 99% de los estudiantes de octavo grado cumplió los estándares básicos de aprendizaje y el 69% obtuvo índices de 3 y 4, por encima del promedio estatal, de 50%.

En matemáticas, el 98% de los estudiantes cumplió los estándares básicos de aprendizaje, el 73% obtuvo índices de 3 y 4, por encima del promedio estatal que fue de 61%.

Otra escuela triunfadora es la Amber, fundada en 2000 como la primera escuela charter dirigida por latinos en el estado de NY. Está situada en el 220 East de la calle 106, en el este de Harlem, y sirve a más de 400 estudiantes en los grados de kínder a quinto, el 55% latino, y el 35% afroamericano, con un promedio de 13 estudiantes por maestro.

Con un presupuesto anual de $6 millones, la misión de la escuela “Amber Charter School” es proporcionar experiencias de aprendizaje integral que permitan que todos los estudiantes se conviertan en adultos completamente educados, creativos, y preparados para jugar un papel de liderazgo en la sociedad.

La doctora Vasthi Acosta, directora de la institució, dijo que el secreto del éxito de la Amber “ha sido que nosotros nos hacemos socios de los padres en la educación de sus hijos”. Su meta, agregó, es “exigir lo mejor en cada aspecto educativo”.

Los estudiantes participan en un completo currículo en alfabetización, matemáticas, ciencia y estudios sociales. Además, ofrecen enriquecimiento en artes visuales, música, educación física y tecnología.

Amber fue reacreditada con éxito durante su tercer período de renovación, en la primavera de 2011, por el “SUNY Charter Schools Institute”, y van a abrir otra escuela este año en Washington Heights o en Queens. En los últimos tres años, sus índices de puntuación en los exámenes del estado de Nueva York de inglés y de matemáticas superaron a los de las escuelas en los distritos (CDS) 4, 5 y 6.

En el reporte de desempeño estatal, en el examen de inglés el 96% de los estudiantes de quinto grado cumplió los estándares básicos de aprendizaje, el 53% obtuvo índices de 3 y 4, ligeramente por debajo del promedio estatal, que fue de 58%.

En matemáticas, el 100% de los estudiantes de Amber cumplió los estándares básicos de aprendizaje, el 78% obtuvo índices de 3 y 4, por encima del promedio estatal que fue de 67%.