Confirman sabotaje en avión de Malaysia Airlines

El primer ministro de Malasia anunció que alguien en el Boeing 777-200 desconectó deliberadamente los sistemas de comunicación antes de cambiar de ruta
Sigue a El Diario NY en Facebook
Confirman sabotaje en avión de Malaysia Airlines
La búsqueda del avión cambió hoy del Mar de China Meridional al Índico.
Foto: EFE

Kuala Lumpur – Policías malasios se personaron hoy en la casa del piloto del avión de Malaysia Airlines que desapareció con 239 personas a bordo el 8 de marzo, después de que el primer ministro del país, Najib Razak, no descartase el secuestro.

Dos agentes se desplazaron en un vehículo hasta la residencia del capitán Zaharie Ahmad Shah, en Laman Seri, según el diario local New Straits Times.

Otro dos policías acudieron posteriormente a la vivienda del piloto, pero la abandonaron diez minutos más tarde, agrega la fuente, que no ofrece más detalles sobre la operación.

Zaharie, un malasio de 53 años, entró en Malaysia Airlines en 1981 y tiene un total de 18,365 horas de vuelo, según los datos de la principal aerolínea malasia

La visita de la Policía a la casa del piloto se produjo después de que el primer ministro de Malasia anunciase, en rueda de prensa, que alguien en el Boeing 777-200 desconectó los sistemas de comunicación antes de cambiar de rumbo y volar durante cinco horas en dirección oeste.

“El recorrido del avión hasta que salió de la cobertura del radar militar primario (de Malasia) es consistente con la acción deliberada tomada por alguien en su interior”, señaló el primer ministro.

El gobernante rehusó hablar de secuestro, pero la exposición que presentó apunta en ese sentido.

Los datos contrastados sitúan al vuelo MH370 sobre el Estrecho de Malaca y, desde allí, pudo haber viajado hasta Indonesia y el Índico o haber alcanzado cualquier punto entre el norte de Tailandia y a frontera entre Kazajistán y Turkmenistán.

La búsqueda del aparato cambió hoy del Mar de China Meridional al Índico.

El avión despegó de Kuala Lumpur a las 00.41 hora local (16.41 GMT del viernes 7) y tenía previsto aterrizar en Pekín unas seis horas más tarde, pero desapareció de los radares unos 40 minutos después del despegue.

El Boeing disponía de carburante para 7 horas y media de vuelo, según Malaysia Airlines, y transportaba a 239 personas: 227 pasajeros, incluido siete menores, y una tripulación de 12 malasios.