Las minorías pierden terreno

Latinos tienen una mejor posición que los

Nueva York— La llamada Gran Recesión no ha dado lugar a una gran recuperación económica, “en su lugar, lo que estamos viendo es un Gran División”.

Ese es el diagnóstico que hace Marc Morial, presidente de la organización de derechos civiles, National Urban League, en su informe anual “Una nación infraempleada”. Según este estudio, esta realidad de la división o desigualdad, que ha ido creciendo en los últimos 30 años, afecta más a la posición de las minorías.

Tanto los latinos como los afroamericanos están perdiendo terreno económico tras la recesión al compararse su posición con la de la población blanca no latina, algo que profundiza la división racial y étnica.

Y es la comunidad afroamericana la que se está llevando la peor parte, según los cálculos de los expertos de la National Urban League. El índice de igualdad muestra que el ingreso medio anual de un hogar latino es el 71% del de un hogar blanco no hispano. Antes de la recesión era el 74%. En el caso de los hogares afroamericanos, la media de ingresos es del 60%, cuando antes de la recesión era del 62%.

El 56.5% de las familas afroamericanas y casi el 51% de las latinas están por debajo de lo que se podría considerar clase media, una concepto algo ambiguo que no está definida por los ingresos a nivel nacional pero que puede concretarse en una cierta comodidad económica sin necesidad de estecheces. El 35% de los hogares blancos-latinos están por debajo de esa categoría.

Adicionalmente, los afroamericanos sufren más el desempleo que el resto de las comunidades. Uno de cada cinco estaba sin trabajo el año pasado.

La generalidad de la mejor situación latina en el país frente a la afroamericana no se mantiene en Nueva York. El estudio muestra como en este área la comunidad hispana vive bajo más presión económica que la minoría negra. Por un lado sus ingresos medios son ligeramente menores (casi la mitad que la media de los blancos-no hispanos) y por otro el 24.4% de los latinos vive por debajo del umbral de la pobreza cuando en el caso de la comunidad afroamericana este porcentaje es del 20.9%. Eso si, la tasa de desempleo latina es menor aunque aún no llega al 7.2% de la de los blancos -no hispanos.

La National Urban League presiona por la aprobación de algunas medidas económicas de la agenda de Barack Obama, quien está haciendo prioritaria la lucha contra la desigualdad. Entre ellas, la subida del salario mínimo.