Gabriel García Márquez no tendrá funeral

Aunque sí le rendirán tributo al escritor el lunes en el Palacio de Bellas Artes
Sigue a El Diario NY en Facebook
Gabriel García Márquez no tendrá funeral
El Conaculta anunció que no habrá honras fúnebres para García Márquez.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO, DF – La familia de Gabriel García Márquez pide ahora descansar.

En su nombre, Jaime Abello, director de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, y María Cristina García Cepeda, directora del INBA, confirmaron que el escritor recibirá un homenaje el 21 de abril en el Palacio de Bellas Artes a partir de las 16:00 horas.

Allí el público podrá celebrar su legado, dijo García Cepeda.

“Por lo pronto vamos todos a descansar y a reposar”, comunicó Abello.

Sobre las causas de su muerte, se reservó todo anuncio: “Los médicos lo dirán posteriormente, supongo”.

El mensaje fue breve e insistente.

“Los invitamos a que el lunes nos acompañen. La idea ahora es reposar, descansar y recuperar un poco de tranquilidad. Ya Gabo tenía 87 años, falleció y lo vamos a homenajear el próximo lunes”.

Estaban a las puertas de la casa del escritor, en Jardines del Pedregal, adonde se esperaba la llegada de la carroza para velar al escritor.

Sin embargo, en la funeraria García López de Pedregal, adonde fue trasladado el cuerpo, se informó que no saldría carroza alguna, lo cual levantó especulación, pues quedó en el aire la posibilidad de que el escritor ya hubiera sido cremado.

No obstante, García Cepeda dijo que iba a ser incinerado. No se aceptaron preguntas para precisar informaciones.

A la casa fueron escritores como Jorge F. Hernández, Ángeles Mastretta y Héctor Aguilar Camín, quien recordó que la muerte de Gabo no era cualquier cosa: “Es como si se hubiera muerto Dickens o Balzac. Es una cosa muy seria García Márquez”.

A las puertas de la funeraria J. García López han llegado arreglos florales del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y de María Cristina García Cepeda, su titular; del Auditorio Nacional, del Conaculta, y de Miguel Alemán Velasco, que sobresale por sus rosas amarillas.

Omar López, quien nació el mismo año que García Márquez ganó el Nobel, en 1982, leyó el cuento “La mujer que llegaba a las seis” para rendirle un homenaje al escritor.

Poco después, Hilda y Miriam García Neri, sobrinas del escritor, se molestaron porque no les permitieron la entrada a la funeraria por órdenes no de sus parientes, sino del personal de J. García López, pese a que acababan de llegar de Cuernavaca.

“Es una aberración que, pese al duelo que traemos, no nos permitan el acceso cuando vengo a estar con mi tío”, dijo Hilda García Neri, visiblemente alterada.