Enfrentamiento con Airbnb

Enfrentamiento con Airbnb
Airbnb, la plataforma para alquiler de alojamiento, está siendo criticada por el fiscal general y organizaciones vecinales.
Foto: archivo

Nueva York— La fiscalía del Estado de Nueva York dice haber detectado que la mayoría de los alquileres de corto plazo que se ofrecen a través de Airbnb.com no se hacen conforme a la ley.

El 64% de las ofertas se hacen por un apartamento entero, “lo que permite presumir que el anfitrión no estará presente durante el periodo que se renta”. Según la ley, cuando se subalquila un apartamento por menos de 30 días debe estar presente un “residente permanente”.

Este es uno de los datos revelados por Sumanta Ray, director de investigación y análisis de la Oficina de Protección del Consumidor de la Fiscalía General de Nueva York. Ray y Connotate, una empresa de tecnología, analizaron las ofertas de alquiler del 31 de enero y descubrieron que de las 19,522 de ese día, 12,423 se hicieron por el apartamento entero y solo uno de ellos se ofrecía por un mínimo de 30 días.

El análisis de Ray también revela que el 12% de todos los anfitriones tienen más de una oferta en Airbnb, de hecho, esta minoría controla el 30% de todas las opciones de alojamiento ese día. Es algo que sugiere que son terceros quienes hacen los alquileres. Uno de ellos tenía ese día 80 ofertas.

Los datos recogidos por la oficina de Ray se han unido a una petición formal de información por parte del fiscal general, Eric Scheniderman, Airbnb.

Esta oficina abrió el año pasado una investigación para determinar si quienes ofrecen sus apartamentos, habitaciones o incluso sofás, contravienen la ley al subalquilar por menos de 30 días. Schneiderman solicitó a la empresa la información de estas personas pero no fue suministrada. En octubre emitió una petición formal de información que no fue atendida. Ayer la fiscalía solicitó a un juez en Albany que obligara a Airbnb proporcionar estos documentos.

El responsable de política de Airbnb, Nick Papas, criticó que Schneiderman diga que está interesado solo en quienes explotan el sistema pero pida los datos de todos los neoyorquinos. “Si le interesan los que se aprovechan debería preguntarnos por ellos y vería que están dejando nuestra empresa. Ya hemos identificado a estas personas y se han eliminado más de 2,000 ofertas de Nueva York en nuestra plataforma siguiendo un plan que lleva meses en marcha”.

Airbnb recuerda que la ley está diseñada para evitar operadores ilegales de hoteles y no está en contra los usuarios de este mercado on line. No obstante, Papas cree que la ley debe ser enmendada para asegurar que los neoyorquinos pueden compartir su casa.

La empresa no solo está enfrentándose al fiscal. La asociación Real Affordability for All (que incluye a grupos de arrendatarios y grupos comunitarios) dice que Airbnb empeora la crisis de vivienda accesible y daña a familias de ingresos bajos y moderados animando la gentrificación. Esta coalición denuncia que hay quienes arriendan apartamentos solo para alquilarlos a través de Airbnb y sacar beneficio de ello.

Dan Morris, portavoz de la coalición, critica que el modelo de negocio de Airbnb “está basado en comportamientos ilegales al convertir apartamentos en hoteles y empeorando la situación de la vivienda en la ciudad”.

Airbnb desestima este argumento y explica que muchas personas pueden pagarse el alquiler gracias, precisamente, a los ingresos extras por compartir la vivienda.