Requisitos para tener menos dependientes

Para recibir beneficios tributarios, ante todo averigua bien si puedes incluir a tus hijos o a tus padres en la categoría de deducciones de ‘dependents’, ya que éstos deben cumplir ciertos requisitos. Debido a que un dependiente te representa menos impuestos y, por lo tanto, la posibilidad de que te devuelvan dinero, si no tienes en cuenta las normas que se aplican en estos casos, te podría salir costoso, ya que si te someten a una auditoría y encuentran que hubo un error en eso, acabarías teniendo que devolver dinero al IRS, con sus penalidades correspondientes, o —en el peor de los casos— pudieras entrar en los linderos del intento de fraude.

Debes tener especial cuidado al incluir a un niño en tu declaración de impuestos. Tener un “niño calificado” (qualifying child) es la condición básica para reclamar los beneficios tributarios por: cabeza de familia (household filing status), dependientes (dependency exemption), crédito por cuidado de niño o de dependiente (child and dependant care credit), crédito tributario por niño (child tax credit) y crédito tributario por ingreso de trabajo (earned income credit).

Entre las condiciones que debes tener en cuenta para calificar a un niño como dependiente, está la de haber vivido contigo más de medio año. Es decir, hasta que dependa de ti, sino que físicamente haya estado en la misma casa. Hasta hace unos años se podía reclamar un crédito tributario por niños que vivían en México o en Canadá, pero ahora es necesario que el niño esté presente en tu hogar dentro de Estados Unidos para aprovechar ese beneficio. Existen algunas excepciones como son las de casos de padres divorciados o la de temporadas de ausencia del niño por asuntos de estudio o por enfermedad.