Turba quema vivo a presunto asesino en Bolivia

Una turba torturó y quemó vivo a un hombre de 35 años que fue acusado de haber cometido un asesinato en una comunidad campesina del oeste de Bolivia
Turba quema vivo a presunto asesino en Bolivia
Los linchamientos son una práctica muy extendida en Bolivia.
Foto: Archivo

La Paz.- Una turba torturó y quemó vivo a un hombre de 35 años que fue acusado de haber cometido un asesinato en una comunidad campesina del oeste de Bolivia, informó este lunes la policía boliviana.

La víctima, identificada por los medios como Lenard Olivera Cerruto, murió la medianoche del domingo debido a las heridas sufridas en la localidad de San Antonio, cercana al municipio tropical de Caranavi, en el departamento de La Paz, donde fue quemado, indicaron fuentes policiales a los medios.

La turba argumentó que aplicaron la justicia comunitaria contra el hombre, al que acusaron de haber atracado y después matado a un conductor de vehículos, identificado como Joaquín Paco López.

Tras capturarlo, la muchedumbre tomó al hombre como rehén, lo ató a un arco de la cancha de fútbol del pueblo, para después echarle gasolina encima y prenderle fuego, sin que los pocos agentes de policía del lugar pudieran hacer algo para evitarlo.

Según declaraciones de testigos del hecho a los medios, el hombre fue torturado y quemado en presencia de sus familiares.

Los linchamientos son una práctica muy extendida en Bolivia.

Las autoridades bolivianas y organismos internacionales como Naciones Unidas han mostrado su preocupación por esas actuaciones criminales, que suelen producirse bajo el supuesto amparo de la justicia comunitaria, reconocida en la Constitución del país andino pero que en ningún caso establece la pena de muerte ni las torturas.

Según organizaciones de derechos humanos, en Bolivia se producen entre 10 y 20 casos de linchamientos consumados cada año y una cifra mayor de intentos.