Mujeres viven más que los hombres

En promedio, ellas mueren seis años después que los hombres en los países ricos, y tres años en los países pobres.

Ginebra – Las mujeres son más longevas que los hombres en todo el mundo, aseguró la Organización Mundial de la Salud (OMS) y subrayó que en general, la gente vive ahora más tiempo que antes.

De acuerdo al informe de Estadísticas de Salud Mundiales 2014, la diferencia de vida entre hombres y mujeres es más amplia, seis años en los países de altos ingresos, mientras que en los de bajos ingresos es de unos tres años.

En promedio mundial, una niña nacida en 2012 tiene una esperanza de vida de alrededor de 73 años, y un niño de 68, dato superior en seis años en relación a 1990.

Las mujeres tienen más esperanza de vida en Japón (87 años), España (85.1) y Suiza (85.1), mientras que para los hombres la expectativa en Islandia es de 81.2 años, seguido por Suiza (80.7) y Australia (80.5).

En Singapur la esperanza de vida femenina es de 85.1 años; Italia 85.0; Francia 84.9; Australia 84.6; Corea del Sur 84.6; Luxemburgo 84.1 y Portugal 84.0.

En lo que se refiere a los varones la lista sigue con Israel (80.2), Singapur (80.2), Nueva Zelanda (80.2), Italia (80.2), Japón (80), Suecia (80) y Luxemburgo (79.7).

“Una razón importante por la que la esperanza de vida global ha mejorado mucho es que un menor número de niños mueren antes de cumplir cinco años“, señaló la directora general de la OMS Margaret Chan.

“Pero todavía hay una brecha entre ricos y pobres importante: la gente en los países de altos ingresos siguen teniendo muchas más probabilidades de vivir más tiempo que las personas en países de bajos ingresos, apuntó.

De acuerdo a la OMS un niño nacido en 2012 en un país de altos ingresos puede esperar vivir hasta los 76 años, 16 más que uno nacido en un país de bajos ingresos, donde su horizonte es de 60 años.

Para las niñas, la diferencia es de 19 años, pues en los países de ingresos altos su expectativa es de 82 años y en uno de bajos ingresos, de 63 años.

El informe muestra también que los países de bajos ingresos han hecho los mayores progresos, con un aumento promedio de la esperanza de vida de nueve años entre 1990 a 2012.

Los seis países donde la esperanza de vida aumentó más fueron Liberia (20 años); Etiopía y Maldivas (19 años), Camboya (18 años), Timor Oriental (16 años) y Ruanda (17 años).

“En los países de ingresos altos, la mayor parte del aumento de la esperanza de vida se debe al éxito en la lucha contra las enfermedades no transmisibles”, dijo el director del departamento de estadísticas de la OMS, Ties Boerma.

“Menos hombres y mujeres mueren antes de llegar a su cumpleaños número 60 por enfermedades del corazón o accidentes cerebrovasculares, y se da mayor atención a la presión arterial alta, por ejemplo, agregó.

La reducción en el consumo de tabaco es también un factor clave para alargar la vida, así como los tratamientos contra la tuberculosis, pues entre 1995 y 2012, unas 56 millones de personas fueron atendidas de esa afección y fueron salvadas 22 millones de vidas.

Respecto a las menores esperanzas de vida, éstas se encuentran en nueve países de África subsahariana: Angola, República Centroafricana, Chad, Costa de Marfil, República Democrática del Congo, Lesotho, Mozambique, Nigeria y Sierra Leona, donde tanto en hombres como mujeres es inferior a 55 años.

La OMS advirtió que las tres principales causas de muerte prematura son enfermedades coronarias, infecciones respiratorias bajas (como neumonía) y accidente cerebrovascular.

A nivel mundial un gran cambio se está produciendo en las causas y edades de la muerte. En 22 países africanos 70% o más de decesos prematuros aún son por enfermedades infecciosas y las enfermedades relacionadas.

Mientras tanto, en 47 países en su mayoría de ingresos altos, los padecimientos no transmisibles y las lesiones causan más del 90% de muertes prematuras.

La OMS destacó que sólo un tercio de todas las muertes en el mundo se documentan en los registros civiles junto con la información de las causas de la muerte.