Abre Cannes con polémica y glamour

El film Grace de Mónaco, con Nicole Kidman, abrió la muestra de cine

Guía de Regalos

Abre Cannes con polémica y glamour
Foto: Getty

Cannes. No puede decirse que a la apertura de la 67» edición del principal festival del mundo le haya faltado glamour.

Una película sobre el período de Grace Kelly como princesa de Mónaco, dirigida por un cineasta local como Olivier Dahan (que venía de triunfar en todo el mundo con esa biopic de Edith Piaf que fue La vie en rose) y encabezada nada menos que por una Nicole Kidman que luce en pantalla vestidos y joyas de Gigi Lepage, Dior, Cartier y otros orgullos franceses, cumplía con todos los “requisitos”. Lo que le faltó a Grace de Mónaco, film inaugural presentado ayer fuera de competencia, fue entusiasmar más a una prensa especializada que la recibió con frialdad y no pocas críticas en contra.

Habrá que ver, entonces, cómo le juega esta repercusión a una cuidada y vistosa superproducción que se estrenó también ayer en 530 salas de Francia y hoy lo hará en 350 de Italia y 250 de Alemania (en la Argentina se anuncia para el 19 de junio).

El film arranca con la toma final del rodaje en Los Angeles de la que sería su última película, Alta sociedad, en 1956, y luego se traslada a comienzos de los años 60, con Kelly ya convertida no sólo en princesa y madre de Carolina y Alberto, sino también en figura clave en el entramado político de la familia Grimaldi.

En una de las primeras escenas, la protagonista recibe en su palacio la visita de Alfred Hitchcock, quien intenta convencerla de que vuela a actuar y le deja el guión de Marnie. Ella estuvo a punto de filmarla (se llegó a hacer incluso un anuncio público), pero luego la encabezaría Tippi Hedren, ya que la crítica situación política y económica (sobre todo por un enfrentamiento con la Francia de Charles de Gaulle que estuvo a punto de terminar en embargo y una posible invasión y anexión) hizo que ella decidiera quedarse y mantener una activa participación junto a su marido, el príncipe Raniero III (encarnado aquí por Tim Roth).

La película intenta dar un amplio contexto político y económico (la Guerra Fría, la presión de los Onassis, el conflicto en Argelia, los beneficios fiscales para empresas francesas, los sucesivos complots tanto internos como externos contra los mandatarios), pero no termina de funcionar del todo en ninguno de los terrenos elegidos: el drama romántico, el thriller de espías con confabulaciones y traiciones cruzadas, y la épica histórica sobre la intimidad y las contradicciones de la monarquía.

Dahan parece por momentos más fascinado con los primeros planos de los ojos llenos de lágrimas de Kidman que en construir tensión y carnadura humana. Así, más allá del denodado esfuerzo de la actriz por insuflarle espesor psicológico a esa extranjera (en todos los sentidos posibles) que debió combatir múltiples prejuicios y sostener sus principios y puntos de vista cuando casi todos la querían como mero elemento decorativo, la película luce demasiado obvia y superficial.

Acompañada no sólo por Dahan sino también por Tim Roth, Jeanne Balibar, la española Paz Vega (interpreta en la ficción a Maria Callas) y el siempre exquisito director de fotografía Eric Gautier, Kidman aseguró ser una admiradora de Grace Kelly como actriz. “Vi muchas de sus películas, sobre todo las que hizo con Hitchcock, y La ventana indiscreta es mi favorita. También leí y vi mucho material de archivo sobre ella para preparar durante cinco meses el personaje y meterme en su piel. Fue una experiencia hermosa vivir su vida por un tiempo.”

“Fue una mujer muy inteligente, en apariencia fría, pero motivada por la curiosidad, alguien que pudo mantener la dignidad durante toda su vida pesar de semejante exposición y presión pública. Ellos casi no se conocían cuando se casaron y tuvieron que adaptarse en el proceso. Me fascinó como, por supuesto, fascinó al mundo”, agregó.

Con respecto a las críticas que el film recibió por parte de la familia Grimaldi, la actriz australiana admitió: “Me puso muy triste la noticia, ya que si bien es ficción y por lo tanto se toma muchas licencias dramáticas, la película está hecha con amor y afecto hacia ellos, sin ninguna maldad ni especulación. Entiendo que ellos traten de proteger la historia de sus padres, pero espero que en algún momento puedan verla y valorarla”.

Según Dahan, “Kidman es una actriz genial, yo ya era fan de ella mucho antes de conocerla para este rodaje. Cuando me contó su vida encontré que los parecidos con Grace Kelly no sólo eran físicos, sino también espirituales. La película se limita al año 1962 porque quise realizar un retrato completo de la actriz, de la esposa, de la madre, de la princesa y de la mujer independiente que siempre fue, con todos los conflictos internos que eso le generaba. No se trata de una biopic clásica y, más allá de que investigamos mucho y casi todo lo que se muestra fue verdad, trabajamos mucho con la intuición y con nuestra interpretación de los hechos. Quise hacer una película compleja, con muchas capas, pero accesible y universal a la vez”.

Más allá de las estrellas que acompañan las películas seleccionadas en el festival (que ya de por sí generan la envidia de cualquier evento a nivel mundial), cada noche se realizan en yates, hoteles y discos como VIP Room, Gotha Club y Magnum decenas de eventos exclusivos pletóricos de famosos. Ya han confirmado su asistencia a las fiestas, entre otros, Kylie Minogue, Snoop Dogg, Lana del Rey, Lil’ Wayne, Robin Thicke, Paris Hilton, Rita Ora y hasta el excéntrico y multimillonario boxeador Floyd Mayweather. Los músicos, claro, se subirán también a los escenarios.

Y, a pesar de que este año la presencia de Hollywood es bastante menor que en ediciones anteriores dentro del festival, los estudios aprovechan la masiva presencia mediática para organizar eventos promocionales ligados al film animado de DreamWorks Cómo entrenar a tu dragón 2, a las nuevas entregas de las sagas de Los indestructibles (Sylvester Stallone, Harrison Ford, Mel Gibson y compañía llegarán a la Croisette a bordo de camiones blindados), Transformers y hasta una fiesta de Sinsajo, la nueva entrega de Los juegos del hambre.