Detienen producción del Saab por falta de recursos

El fabricante NEVs carece de fondos para pagar a sus proveedores.

Detienen producción del Saab por falta de recursos
La decisión de detener la fabricación del Saab fue una sorpresa.
Foto: Suministrada

El ensamblaje de los nuevos Saab 9-3 ha llegado a su fin en la planta de National Electric Vehicle Sweden (NEVs) en Trollhättan, Suecia, debido a la escasez de fondos.

NEVs es propiedad de una empresa China, y reinició la producción del Saab el año pasado a raíz de la quiebra del fabricante de automóviles (antes propiedad de GM), pero ahora ya no tiene suficiente dinero en efectivo para pagar a sus proveedores.

Esta decisión fue tomada sorpresivamente en la planta de Trollhättan, que será cerrada a partir esta semana, dijo Mikael Ostlund, portavoz de NEVs.

La razón es que una de las compañías dueñas de NEVs, la empresa china Qingbo Investment Co., no ha cumplido sus compromisos para continuar la producción, señaló Mikael Ostlund en un comunicado.

NEVs está haciendo un alto temporal en la producción, que hasta ahora ha sido sólo de seis autos por día.

Quingbo mantiene una participación del 22% en NEVs y actualmente cuenta con 200 Saabs eléctricos ordenados para la ciudad de Quingdao, donde tiene su sede.

La versión eléctrica del 9-3 se encuentra todavía en proyecto, y China está dispuesto a ser el mayor mercado para el modelo que todavía no está construido.

El Saab 9-3 a gasolina con motor 4 cilindros de 2.0 litros turbo que produce 220 HP, un aumento de 20 caballos de fuerza con respecto al modelo anterior a la quiebra, ha estado en pruebas en la fábrica de Trollhättan.

La mayor parte de la producción irá a China también, pero los autos se pueden comprar en Suecia para el mercado interno a través de Internet.

NEVs espera desarrollar nuevos modelos junto con potenciales socios. El modelo 9-3 que está actualmente en producción data de hace una década.