Veteranos “piden la cabeza” del secretario Eric Shinseki

Culpan al máximo cargo del Departamento de Asuntos Veteranos por las demoras que conllevaron a la muerte de varios excombatientes

Veteranos “piden la cabeza” del secretario Eric Shinseki
El presidente Obama indicó que prefiere esperar a que concluyan las investigaciones, antes de tomar una decisión sobre el secretario Eric Shinseki (der.).
Foto: Getty

Washington – El presidente Barack Obama prefiere esperar a que concluyan las investigaciones sobre la mala gestión en el Departamento de Asuntos Veteranos (VA) para determinar castigos, pero el desenlace de este escándalo podría influir en los comicios de noviembre próximo, según expertos.

Algunos grupos de veteranos continuaron pidiendo este jueves la dimisión del titular de la VA, Eric Shinseki, tras conocerse que 40 veteranos de guerra murieron a la espera de citas médicas en un centro en Phoenix. Al parecer, muchos de ellos fueron colocados en listas secretas para ocultar las demoras.

A cinco meses de las elecciones legislativas, es prematuro predecir las repercusiones políticas y todo dependerá de lo que hagan Obama y Shinseki para resolver los problemas que aquejan a la VA, según expertos.

Sin embargo, Larry Sabato, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Virginia, dijo a La Opinión que este asunto es peor que los tropiezos de “Obamacare” y Obama “deberá apurarse a resolverlo”.

“Si no los resuelven, esto podría dar abono a los republicanos a que tachen al gobierno de incompetente y derrochador, que perjudica a los veteranos”, en vez de ayudarlos, observó.

La investigación del Inspector General de VA se ha expandido a 26 centros en todo EEUU. En 2010, Shinseki prometió reducir los tiempos de espera en los reclamos médicos a 125 días, de los 161 que tardaban entonces. Las demoras empeoraron en 2012, y el repliegue de miles de soldados en Irak y Afganistán colmó la capacidad tecnológica de la agencia, según datos oficiales.

En octubre de 2012, un informe del Inspector General expuso problemas de despilfarro de miles de millones de dólares. Otros informes desde 2005 también denunciaron manipulación de datos.

Obama pide no politizar el asunto, y un informe nacional preliminar podría estar listo la próxima semana.

Al igual que la mayoría de los líderes en el Congreso, el legislador demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, se abstiene de pronunciarse sobre si Shinseki debe renunciar.

“No es el secretario de VA el que tiene que rendir cuentas. El presidente Obama se ha comprometido a arreglar esto y confío en que tomará las medidas necesarias”, dijo a La Opinión Gutiérrez.

Mientras, diversos grupos de veteranos, entre éstos la influyente American Legion y Veteranos de Irak y Afganistán, piden la renuncia de Shisenki, un veterano condecorado y lisiado de guerra.

“Si la Administración conocía estos problemas desde hace años, ¿Por qué actúa hasta ahora? ¿Cuándo habrá una depuración para sacar a quienes ensucian y deshonran el sistema?”, dijo el comandante nacional de American Legion, Daniel M. Dellinger.

El grupo Veteranos de Guerras Extranjeras es de los pocos que apoya a la Administración y a Shisenki.

El miércoles, la Cámara de Representantes aprobó, en una votación de 390-33, una medida que facilita a Shinseki despedir o bajar de rango a funcionarios de alto nivel dentro de la VA por mal desempeño.

El presidente de la Cámara Baja, el republicano John Boehner, ha dicho que las demoras, las listas secretas para ocultarlas y las “muertes prevenibles” son síntomas de un “epidemia sistémica” en la VA, y no basta con la “indignación” expresada por el gobierno para reformar a la agencia.

El senador republicano por Florida, Marco Rubio promueve la legislación S.123, que también pide reformas. Florida cuenta con casi dos millones de veteranos, y Rubio cree que el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, debe permitir un voto de la medida.