Jóvenes detenidos en Fort Lauderdale en “Memorial Day”

La policía arrestó docenas jóvenes que, según las autoridades, empezaron a causar problemas durante la celebración del "Memorial Day"

Jóvenes detenidos en Fort Lauderdale en “Memorial Day”
Asistentes al festival "Urban Beach Weekend".
Foto: EFE

Miami.- La Policía de Fort Lauderdale, al norte de Miami, arrestó el lunes a docenas jóvenes que, según las autoridades, empezaron a causar problemas durante la celebración del “Memorial Day“, recogieron este martes medios locales.

La policía tuvo que efectuar una serie de detenciones después de que cientos de jóvenes se congregaran en una calle de Fort Lauderdale y se dirigieran a la playa para, supuestamente, “crear problemas” y “caos”.

En imágenes de televisión se ve a policías a caballo, efectivos con equipo antidisturbios y autos patrulla aparcados en el arcén del paseo marítimo de la citada ciudad.

Según un portavoz de la policía, las autoridades habían recibido denuncias de conductores que informaban de que grupos de jóvenes paraban los coches y los sacudían o se subían encima de los taxis.

Asimismo, otro grupo de jóvenes fue a la playa con la intención de pelearse y crear altercados, y, cuando la policía apareció, se dispersaron a la carrera por las calles adyacentes.

A raíz de la situación de inseguridad, los tres puentes de acceso a la zona de la playa de Fort Lauderdale fueron cerrados durante una hora aproximadamente.

Por otro lado, transcurrió sin graves incidentes el festival “Urban Beach Weekend” que tuvo lugar en Miami Beach el fin de semana y obligó a un gran despliegue de efectivos policiales, ante la masiva llegada de visitantes.

Durante el largo fin de semana se registraron un total de 225 arrestos, la mitad de los contabilizados en 2013, señaló hoy a Efe el detective Bobby Hernández, de la Policía de Miami Beach.

Añadió que durante el festival se efectuaron 2,132 llamadas al número de emergencia 911, frente a las 2,460 realizadas en 2013.

La seguridad del festival de música, que se desarrolla en innumerables clubes de hip hop de la costa y atrae a miles de jóvenes a esta zona del sur de Florida, representa un reto para las autoridades policiales, quienes desplegaron un total de 600 efectivos en Miami Beach.