Celibato sacerdotal desata la polémica entre católicos

El papa Francisco reconoció, recientemente, que el celibato no es un dogma de la Iglesia, por lo que la práctica podría ser revocada

Guía de Regalos

Celibato sacerdotal desata la polémica entre católicos
El sacerdote Juan Carlos Ruiz abandonó la Iglesia Católica y ahora pertenece a la St. Jacobi Evangelical Lutheran Church en Sunset Park, Brooklyn.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

NUEVA YORK — Las recientes declaraciones del papa Francisco, en que no descarta la posible nulidad del celibato obligatorio en los curas católicos, han provocado una nueva sacudida en el seno de la iglesia.

“Es un paso importante, el Papa está abriendo los espacios de discusión, no podemos seguir atrincherados con estructuras que no responden a las necesidades de hoy en día”, explicó el mexicano Juan Carlos Ruiz, quien abandonó su carrera de sacerdote después de 10 años por no estar de acuerdo con cuestiones como el celibato.

Ruiz (44) llegó a Nueva Jersey a la edad de 15 y, tras completar la secundaria, se dedicó a estudiar en el seminario por ocho años. Se ordenó en 1995 y sirvió en varias parroquias de la Diócesis de Paterson, pero una década más tarde abandonó la Iglesia. Desde hace tres años, se hizo miembro de la Iglesia Luterana y ahora busca ejercer como pastor en la Iglesia Episcopal. “Sigo siendo católico de corazón”, aseguró Ruiz, quien se casó hace dos años. “Pero me di cuenta que no estaba de acuerdo con prácticas como la del celibato, la no ordenación de gente homosexual y el no contemplar el matrimonio entre personas del mismo sexo”.

El papa Francisco reconoció recientemente que el celibato sacerdotal no es un dogma de la Iglesia Católica. “No siendo un dogma de fe, existe siempre la puerta abierta” para tratar el tema, dijo en una rueda de prensa tras su visita a Tierra Santa, aunque agregó que no hay un debate abierto sobre el mismo y no se encuentra entre sus prioridades.

Jorge Mario Bergoglio también recordó que existen sacerdotes casados en los ritos católicos orientales griego y copto. “El celibato no es un dogma de fe, es una regla de vida que yo aprecio mucho y creo que sea un don para la Iglesia”, dijo.

El Papa además anunció que a comienzos del próximo mes tendrá lugar el primer encuentro en el Vaticano con víctimas de sacerdotes pedófilos.

Según el teólogo Daniel Álvarez, las palabras del Pontífice indican que puede y tiene la actitud para rescindir la práctica. “Como no es una revelación que lo convierte en dogma, el revocar el celibato puede ser hecho en cualquier momento”, reflexionó el profesor en Teología de la Universidad Internacional de la Florida.

Álvarez aclaró que la revocación no se haría de forma inmediata. “El Papa debe nombrar primero un comité para estudiar el tema”, explicó, y agregó que permitir que los sacerdotes se casen tendría implicaciones económicas para la Iglesia porque entonces “tienen que hacerse cargo de las esposas y los hijos”.

Asimismo indicó que el fin del celibato sólo aplicaría para los sacerdotes y no para aquellos que en el futuro aspiren a convertirse en obispos.

“Es un paso que será tomado por los más radicales de forma mala, como ya lo han hecho con otras cosas”, sostuvo Álvarez, al tiempo que subrayó que la comunidad en general lo recibirá con buenos ojos.

El celibato se institucionalizó en el año 1123 en el primer Concilio de Letrán, y era electivo antes de esa fecha. Según Juan Carlos Ruiz, la práctica debería volver a ser opcional.

“El celibato tiene sentido, no lo puedo denigrar porque es una vocación, pero debe ser una opción”, dijo. “Necesitamos un cambio porque desde un punto práctico esto beneficia a la iglesia, ya que el celibato es una exigencia que desanima a muchas personas a ingresar al sacerdocio”.

Los católicos en el mundo alcanzaron los 1,229 millones en 2012, lo que supone el 17.5% de la población del planeta, según la actualización de los datos del último Anuario Estadístico Eclesial publicado en el Vaticano.

Según estos últimos datos, desde 2005 a 2012, los fieles bautizados en el mundo pasaron de 1,115 a 1,229 millones, lo que supone un aumento del 10.2%. En ese periodo, la población mundial aumentó un 8.6%.

América sigue siendo el continente donde reside el mayor porcentaje de la población católica aunque sin aumentos en los últimos años, pues en el periodo examinado se mantienen en el 49%.

En lo que se refiere a la población eclesial, el número de los obispos en el mundo ha pasado de 4,841 en 2005 a 5,133 de 2012, lo que supone un 6% más.

También creció el número de sacerdotes, tanto diocesanos como religiosos, que pasaron de los 406,411 en 2005 a los 414,313 en 2012. El mayor aumento fue en África con un 24%, en América fue del 1.6%, mientras que en Europa se registró una bajada del 6%.

Las religiosas en 2012 eran 702,529, lo que supone un 7.6% menos de monjas respecto a 2005. El número de seminaristas ha aumentado del 4.9% al pasar de los 114,439 de 2005 a los 120,051 de 2012.

También en África se ha vivido un aumento del 17.6% de las vocaciones en este periodo, mientras que en Europa han bajado un 13.2% y en América descendieron un 2.8%.

EFE